Desde Rusia con amor

El gol de Vágner Love contra el Rangers dio la victoria al CSKA de Moscú, que espera ansioso el sorteo de hoy.

La atención se centra la tarde de hoy jueves en Mónaco, donde se celebra el sorteo para la fase de grupos de la UEFA Champions League. El interés de los rusos está garantizado después de que el PFC CSKA Moskva empatara a uno con el Rangers FC anoche y lograra el pase con un global en la eliminatoria de 3-2. 

Fuerza y unión
El delantero brasileño Vágner Love marcó un importantísimo gol fuera de casa para los de Valeriy Gazzaev, pero el técnico elogió el esfuerzo de equipo que ha conseguido que el CSKA llegue al sorteo sin nada que temer. “Sabíamos que el Rangers estaría muy apoyado por su afición aquí en Glasgow, por lo que nosotros prestamos especial atención a la defensa, y desde este punto de vista jugamos un magnífico fútbol. Fue una actuación fuerte por parte de los jugadores”, dijo.

“Fuerte deseo”
El AC Sparta también hizo un gran esfuerzo, ya que remontó el resultado que tenía en contra en el partido de ida ante el Ferencvárosi TC, gracias al gol de la victoria anotado por Jira Homola en la prórroga. “Nuestro fuerte deseo de pasar en la prórroga nos ha traído de nuevo a la Champions League, y estamos deseando jugar contra los grandes”, dijo aliviado František Straka, el técnico del Sparta.

Los grandes progresan   
Algunos de los grandes equipos han llegado con comodidad a la fase de grupos, incluidos el Bayer 04 Leverkusen, el Real Madrid CF, el Manchester United FC, el PSV Eindhoven y la Juventus, que se impuso al Djurgårdens IF en Estocolmo tras el 2-2 de la ida, y han hecho que salten las alarmas. 

Demostración de fuerza    
Pavel Nedved, que marcó un de los goles de la Juve anoche en la victoria por 4-1, admitió que una derrota habría sido dramática. “Habría sido un año perdido en la Champions League. Hemos demostrado que somos fuertes pero todavía tenemos muchas cosas que mejorar. Creo que podemos llegar muy lejos en esta competición”, afirmó.

“Control absoluto”  
El PSV consiguió el mejor resultado de la noche, venciendo al FK Crvena Zvezda por 5-0 para dar la vuelta el 3-2 cosechado en la ida. “Tuvimos el mejor comienzo posible y el primer gol llegó muy pronto para calmar nuestro nerviosismo”, dijo el técnico del PSV Guus Hiddink. “Después del segundo tanto tuvimos el control absoluto del partido. Estamos muy contentos de habernos clasificado para la Champions. Siempre es un honor para el PSV estar entre los mejores equipos de Europa”.

“Sueño hecho realidad”
El Maccabi Tel-Aviv FC también piensa a lo grande tras clasificarse para la fase de grupos por primera vez tras eliminar al PAOK FC. “Es un sueño hecho realidad para mí y para todo el mundo vinculado a este club. Aunque jugaremos contra los mejores equipos de Europa, soy optimista y pienso que podremos lograr algo”, dijo el entrenador Nir Klinger.

Alegría ucraniana
También fue una buena noche para el fútbol ucranio, tanto para el FC Shakhtar Donetsk, como para el FC Dynamo Kyiv, que tuvo que remontar un desventaja de 1-2 en la ida ganando al Trabzonspor por 0-2 en Turquía. Y todo esto llegó a pesar de quedarse con diez hombres a los dos minutos del segundo tiempo.

“Tuvimos que aguantar”
“No fue algo fácil de hacer. Si, tuvimos que aguantar en la segunda parte, pero jugamos bien en la primera. Tengo que agradecerles a todos mis jugadores, a pesar de estar agotados, aguantar hasta el pitido final para meternos en la Champions League”, afirmó el entrenador del Dinamo Jozsef Szabo.

“Objetivo: los cuartos de final”
Para el entrenador del Shakhtar, Mircea Lucescu, cuyo equipo se clasificó tras empatar a dos en el campo del Club Brugge KV, la parte más dura sólo había comenzado: “Estamos contentos con la clasificación, pero nuestro objetivo es alcanzar los cuartos de final. Quiero estar jugando en Europa cuando llegue la primavera”.

Arriba