La página web oficial del fútbol europeo

"Un ejemplo para todos nosotros"

Publicado: Viernes, 19 de diciembre de 2014, 12.14HEC
"Tiene el corazón más grande que cualquier persona", dijo Daniel Alves sobre su ex compañero en el Barcelona Éric Abidal, que ha decidido poner fin a una carrera ejemplar a los 35 años. 
por Richard Martin, Christian Châtelet y Vassiliki Papantonopoulou

rate galleryrate photo
1/0
counter
  • loading...
 
 
Publicado: Viernes, 19 de diciembre de 2014, 12.14HEC

"Un ejemplo para todos nosotros"

"Tiene el corazón más grande que cualquier persona", dijo Daniel Alves sobre su ex compañero en el Barcelona Éric Abidal, que ha decidido poner fin a una carrera ejemplar a los 35 años. 

Éric Abidal ha anunciado este jueves que pone fin a una de las carreras futbolísticas más intensas que se recuerda. Se retira después de 15 temporadas en las que ha jugado en AS Monaco FC, LOSC Lille, Olympique Lyonnais, FC Barcelona y más recientemente en Olympiacos FC.

"Anuncio oficialmente mi decisión de retirarme del fútbol por motivos personales. Durante mi carrera, he demostrado que sé cuándo un momento es el adecuado, como hacen todos los futbolistas del máximo nivel. Es el momento de pasar a un nuevo capítulo en mi vida. Quiero dar las gracias a Olympiacos por su apoyo en estos momentos. También quiero dar las gracias a todos los entrenadores que he tenido en mi carrera y a todos los equipos médicos que han cuidado de mí desde que era pequeño. También estoy muy agradecido a todos los clubes en los que he jugado: he vivido experiencias inolvidables que recordaré para siempre", dijo en una rueda de prensa en El Pireo.

El defensa de 35 años, que disputó 67 partidos con la selección de Francia y fue parte del equipo que alcanzó la final de la Copa Mundial de la FIFA de 2006, disfrutó de gran éxito primero con el Lyon, con el que ganó tres títulos consecutivos de la Ligue 1 entre 2005 y 2007, y después con el Barcelona. Abidal levantó cuatro títulos de la Liga, dos Copas del Rey y dos de la UEFA Champions League, el primero en 2009, aunque no pudo disputar por sanción la final, y el segundo en 2011. Esos dos años también ganó la Supercopa de la UEFA y la Copa Mundial de Clubes de la FIFA.

©Getty Images

Abidal, celebrando el título de 2011

Ese último triunfo en la UEFA Champions League tras vencer en la final al Manchester United FC por 1-3 en Wembley en mayo de 2011 fue particularmente especial para el defensa, que se había sometido a una operación a causa de un tumor en el hígado solo dos meses antes.

"En el fútbol se producen altibajos. Durante estos momentos más bajos tenemos que mostrar determinación, perseverancia y fe. El fútbol para mí siempre ha sido una forma de olvidar mi enfermedad. Mi objetivo era volver a la acción. Volver a jugar fue para mí más grande desde el punto de vista emocional que levantar trofeos", explicó.

Abidal tuvo que someterse a un trasplante de hígado en 2012 y volvió al fútbol el año siguiente, poniendo fin a seis años en el Barcelona ese verano. Después de eso jugó una campaña en el Mónaco, y más tarde se marchó al Olympiacos, donde decidió poner fin a su carrera como jugador.

©AFP/Getty Images

Con el Olympiacos

El galo comentó que no tiene planes inmediatos de futuro: "Tengo una oferta del Barcelona para trabajar en sus categorías inferiores. Hasta el día de hoy, tenía contrato con el Olympiacos y también tengo una oferta de ellos. En las próximas semanas mi objetivo es descansar y disfrutar con mi familia. Después, tomaré una decisión sobre mi futuro".

UEFA.com le ofrece declaraciones de varias personas importantes en la carrera de Abidal.

Christian Karembeu, consejero estratégico del Olympiacos
Hoy hay mucha emoción en esta rueda de prensa. Estoy muy orgulloso estar al lado de Éric Abidal, un gran jugador y persona. Varios de nuestros jugadores están aquí apoyando la decisión de Éric. Entendemos tu decisión de retirarte. Nos has dado una lección de vida. Perteneces a nuestra familia y el Olympiacos siempre estará abierto para ti cuando quieras regresar. Te deseamos todo lo mejor en este nuevo capítulo de vida.

Daniel Alves, defensa del Barcelona
Tiene el corazón más grande que cualquier persona.
Nunca piensa en sí mismo, siempre en los otros.

Andoni Zubizarreta, director deportivo del Barcelona
Todos queríamos verle jugando de nuevo, pero fue la persona que más creyó en ello. De vez en cuando hay cosas como esta que trascienden el deporte.

Josep Guardiola, ex entrenador del Barcelona
La gente ama a Abidal porque pueden sentir la verdad cuando habla, cuando se esfuerza, cuando trabaja. La gente aprecia eso y esa es la razón por la que es tan querido. Ha pasado una etapa enormemente dura y ha sido un gran ejemplo para todos nosotros. El concepto de rendirse no existe para él. Es una persona maravillosa, los jugadores le tienen mucho aprecio.

Doctor Juan Carlos García-Valdecasas, el cirujano que llevó a cabo el trasplante de hígado de Abidal
Que Abidal haya vuelto a jugar es un milagro. Solo intentamos salvar su vida en la operación, nunca pensamos que podría volver a jugar de nuevo.
Tiene una mentalidad muy positiva. Es tremendo. Nunca se ha quejado de nada.

Javier Mascherano, ex compañero en el Barcelona
Estoy muy agradecido por ser tu amigo. Eres un ejemplo para todos.

Cesc Fàbregas, ex compañero en el Barcelona
[Sobre Abidal al volver del trasplante]Jugó como si nunca hubiese parado. Es un ejemplo para todo el mundo.

Jean-Paul Lautsch, primer entrenador de Abidal cuando tenía siete años
Sus habilidades y su velocidad eran el 50 por ciento del total del equipo. A veces tenía miedo por si sus piernas se rompían, de lo delgadas que eran. Sea fue fuera el tiempo, siempre era el primero en saltar al campo de entrenamiento y le tenía que avisar para salir.

Claude Puel, su primer entrenador profesional en el Mónaco
Yo tenía un amigo en el Mónaco que quería que le hiciese una prueba. Fue tan insistente que envié a una persona a ojear al chico. Fue ante el Niza [en la Copa de Francia en 2000, en un triunfo por 0-4 del AS Lyon-Duchère tras la prórroga, en el que Abidal marcó uno]. Decidí ficharle. Entonces me lo llevé conmigo al Lille y prosperó.

Mathieu Bodmer, antiguo compañero en el Lille
Es un buen chico, un amigo. Siempre puedo confiar en él. Cuando mi hijo nació, él pintó su dormitorio [Abidal trabajó como pintor y decorador antes de hacerse profesional]. Hizo un buen trabajo.

Paul Le Guen, entrenador de Abidal en Lyon
Era un jugador fácil de entrenar, que te entendía y podías hablar con él. Eso es una cosa valiosa. Vi su cicatriz [tras la operación] y me di cuenta de lo serio que era. Un par de semanas más tarde estaba en movimiento jugando.

Ludovic Giuly, antiguo compañero en el Barcelona
Me dijeron que un chico joven venía del Lyon [antiguo club de Giuly] y tuve que cuidar de él. Lo intenté y conectamos. Seguimos siendo amigos. Admiramos lo que hizo, sobre todo después de sus problemas de salud. Es simplemente excepcional. Hoy todos estamos con él, es parte de la familia. Y fue el segundo francés en demostrar su valía en el Barcelona… ¡Después de mí, por supuesto!

Éric Abidal
Ahora sé cómo diferenciar entre lo que realmente importa en la vida y lo que no. He vendido mis coches porque ya no tienen sentido. Cuando juegas al fútbol puedes comprar lo que quieras, pero, cuando te sucede algo malo te das cuenta que [las posesiones materiales] no tienen ningún valor. Ahora voy a invertir mi dinero en hospitales, ayudar a los niños y buenas causas.

Última actualización: 19/12/14 13.41HEC

Información relacionada

Perfiles de los jugadores
Federaciones miembro
Perfiles de los equipos

http://es.uefa.com/memberassociations/association=gre/news/newsid=2198788.html#ejemplo+para+todos+nosotros