Rumanía llora a Rainea

El mítico árbitro, que dirigió una final de la Copa de la UEFA, la de la Copa de Europa de 1983 y la de la Eurocopa de 1980, ha fallecido a los 81 años.

Nicolae Rainea dirigió la final de la EURO de 1980 entre la República Federal de Alemania y Bélgica en Roma
Nicolae Rainea dirigió la final de la EURO de 1980 entre la República Federal de Alemania y Bélgica en Roma ©Bob Thomas/Getty Images

El fútbol rumano llora el fallecimiento de su árbitro más conocido, ya que Nicolae Rainea ha muerto a los 81 años de edad.

Durante una carrera de 24 años, Rainea dirigió una amplia lista de grandes partidos y se convirtió en uno de los árbitros más respetados del mundo. Se retiró en 1983 tras añadir la final de la Copa de Europa a un CV que ya incluía el partido de vuelta de la final de la Copa de la UEFA de 1978 y la final del Campeonato de Europa de la UEFA de 1980. Ningún árbitro rumano ha mejorado su marca de tres presencias en la Copa Mundial de la FIFA.

Nacido el 19 de noviembre de 1933, Rainea jugó en divisiones modestas hasta que se convirtió en árbitro en 1959. En seis años ya estaba arbitrando en primera división y rápidamente entro en la lista FIFA, en 1967. Pitó tres finales de Copa de Rumanía y 267 partidos de liga, mientras que sus compromisos internacionales incluyeron la vuelta de la Supercopa de la UEFA de 1978.

Tras dejar el silbato a los 49 años siguió ligado al fútbol como observador de árbitros y como presidente de una federación regional. Poco después se convirtió en miembro honorario de la Federación Rumana de Fútbol (FRF) y en ciudadano honorario de la ciudad de Galati. Fue condecorado por dos presidentes rumanos, Ion Iliescu y Traian Băsescu.

Arriba