"Si no puedes ganar es bueno no perder"

El Atlético vivió dos partidos en uno ante el Real Madrid. Sobrevivió gracias a Oblak a la primera parte y la segunda le permite soñar con pasar la eliminatoria.

El defensa del Atlético de Madrid atendió a los medios para analizar el empate a cero ante el Real Madrid en la ida de los cuartos de final.

Partido de ida para de cuartos de final para el Club Atlético de Madrid tiene nombre y apellido: Jan Oblak. El guardameta esloveno firmó su primer gran partido en el Vicente Calderón con una primera parte de quilates ante el Real Madrid CF. Los blancos dispararon diez veces entre palos pero no lograron batir al esloveno. Gareth Bale, James Rodríguez o Luka Modrić tuvieron ocasiones claras, pero nadie superó a un Atlético cuyos jugadores se mostraron conscientes de haber superado una dura prueba ante el equipo que les arrebató la UEFA Champions League en la pasada final de Lisboa.

Jan Oblak, portero del Atlético
El Calderón ha estado muy bien y ha sido muy importante no encajar gol en la primera parte. En la segunda hemos entrado mucho mejor y se ha notado.

Hacer paradas es mi trabajo. Quiero mejorar siempre y hoy la suerte también me ha ayudado. La vuelta está ahí, pero primero jugamos este fin de semana partido de Liga y pensaremos antes en ese partido. Pero claro que espero lo mejor para nosotros en el segundo partido en casa del Madrid.

Estamos vivos después de trabajar mucho. El Madrid tiene grandes jugadores pero sigue sin haber un favorito. Ha sido importante no encajar gol en casa.

Mario Suárez, centrocampista del Atlético
La eliminatoria no está donde queríamos, pero está abierta. Así fuimos a Londres el año pasado (ante el Chelsea FC). Nos hubiera gustado marcar algún gol pero no ha podido ser. En cualquier caso iremos al Bernabéu a ganar.

Diego Godín, defensa del Atlético
Nuestra intención era ganar, pero si no se puede ganar, es bueno no perder y que no te hagan goles. La eliminatoria sigue al 50 por ciento. Puede pasar cualquier cosa. Vamos a trabajar con humildad para el partido de vuelta.

Arriba