Lo que fue mal para el Bayern

El equipo de Guardiola fue eliminado el martes de la Champions, y el reportero de UEFA.com Andy James cree que las lesiones de Robben y Ribéry han tenido una gran repercusión.

Josep Guardiola durante el partido de este martes
Josep Guardiola durante el partido de este martes ©Getty Images

El FC Bayern München lo tenía muy complicado para remontar el 3-0 de partido de ida ante el FC Barcelona, uno de los dominadores de la UEFA Champions League en los últimos años.

El doblete de Lionel Messi y un tanto cerca del final de Neymar en el Camp Nou dejaron al Bayern con la necesidad de marcar tres goles en su propio estadio, y después de que Neymar anotara dos dianas tras el tanto inicial de Mehdi Benatia en la vuelta, ese mínimo de goles necesarios se incrementó hasta cinco.

La mayoría de los 70.000 espectadores del Bayern animaba sin descanso, y el equipo alemán buscó de forma valiente volver a meterse en la eliminatoria. Al final fue recompensado con dos goles que al menos le dieron un triunfo por 3-2, aunque no fue suficiente para evitar la eliminación en las semifinales de la UEFA Champions League por segunda campaña consecutiva.

Hoy en día, la mayoría de los clubes, grandes o pequeños, estarían contentos con cinco participaciones en las semifinales en las últimas cinco temporadas, pero no el Bayern, y Guardiola ya sabía esto cuando aceptó el puesto de entrenador hace dos años.

De alguna forma era una tarea imposible. En el verano de 2013, un revitalizado Jupp Heynckes había llevado a un triplete sin precedentes en la liga, la copa y la UEFA Champions League. ¿Cómo podía cualquier entrenador mejorar una gesta así? Para Guardiola el reto no era solo mantener el mismo nivel de éxito durante un periodo más largo, también tenía la tarea de mejorar el estilo e juego del Bayern.

Josep Guardiola durante el partido del martes
Josep Guardiola durante el partido del martes©Getty Images

Esta última parte ha sido conseguida con éxito. El Bayern ha adquirido muchas de las cualidades del gran Barcelona de Guardiola de 2008 a 2012. Tiene el balón más que cualquier otro equipo de la UEFA Champions League, el Barça incluido, y domina en el centro del campo. Tiene un planteamiento menos directo que el que tenía con Heynckes pero sigue manteniendo ese incisivo juego por los costados con Arjen Robben y Franck Ribéry.

En Alemania, el Bayern ha arrasado bajo las órdenes de Guardiola, y en sus dos primeras temporadas ha logrado el titulo con varias jornadas de antelación. La temporada pasada, además, también conquistó la Copa de Alemania, pero en la UEFA Champions League ha caído en la penúltima valla en dos temporadas consecutivas.

El 'Proyecto Pep', que ya ha alcanzado dos de los tres años que tiene de contrato, probablemente esté entrando en su fase final, y el fracaso a la hora de conquistar el gran título europeo del fútbol de clubes durante su etapa en Múnich exasperaría al enormemente competitivo técnico de 44 años.

Así que, ¿qué puede hacer el Bayern para que su tercera temporada sea la decisiva en Europa? ¿En qué ha fallado en las dos últimas campañas?

La respuesta es complicada, y por supuesto, la suerte juega su parte. Todo entrenador debe lidiar con las lesiones y sanciones en su plantilla, pero Guardiola se ha visto particularmente afectado esta campaña. Holger Badstuber, Javi Martínez, David Alaba y Thiago Alcántara están entre los jugadores habituales en sus alineaciones que han estado de baja durante meses por lesión. Varios han vuelto en la recta final de la temporada, pero además el Bayern ha perdido quizá a sus dos jugadores más incisivos en el peor momento posible: Franck Ribéry y Arjen Robben, ninguno de los cuales estuvo ante el Barcelona.

La lesion de Arjen Robben fue un duro golpe para el Bayern
La lesion de Arjen Robben fue un duro golpe para el Bayern©AFP/Getty Images

Aunque Ribéry quizá no ha sido capaz de ofrecer el gran estado de forma que le coronó como Mejor Jugador de la UEFA en Europa en 2013, su velocidad y su penetración siguen siendo armas formidables ante cualquier equipo. Mientras tanto, Robben, se ha visto reforzado después de marcar el gol de la victoria en la final de la UEFA Champions League de Wembley hace dos años. El holandés ha sido sin duda el mejor jugador de los bávaros esta temporada, y ha contribuido con 19 goles y otras diez asistencias en las tres principales competiciones, pero sufrió una inoportuna lesión muscular cuando el Bayern afrontaba las semanas decisivas de la temporada.

Esto enlaza con el siguiente punto: el Bayern depende demasiado de sus extremos. Sin las carreras de ambos, el equipo de Guardiola puede convertirse en ocasiones en un equipo predecible, intentando penetrar mediante pases por una poblada zona central del campo, y viéndose a veces frustrado. En el Barça, Guardiola tenía a Messi para resolver esos problemas. En el Bayern, Robben es quien puede superar a un hombre y crear una clara ocasión de ataque. Sin él, y sin Ribéry, al equipo le falta algo de decisión para aprovechar la posesión, y sin los sustitutos adecuados para compensar largos periodos de lesiones, el problema se hace mayor.

Otro factor que se comenta es que el Bayern no está teniendo una oposición suficiente en su campeonato nacional, la Bundesliga. En cada una de las dos últimas temporadas ha ganado el campeonato a falta de siete y cuatro jornadas para el final respectivamente. La pasada temporada lo hizo en un tiempo récord, y esa falta de actividad competitiva en las últimas semanas se atribuyó como una de las causas de su eliminación en la UEFA Champions League. Se comentó que el equipo perdió ritmo tras ganar el título, ya que los jugadores dispusieron de demasiado descanso antes de la semifinal ante el Real Madrid CF. Al final, el Bayern perdió por un global de 0-5.

Sin duda, Guardiola intentó acabar con esa falta de tensión esta temporada, pero es difícil ver una mejoría cuando después de asegurar el título con su triunfo ante el Hertha BSC Berlin el 25 de abril, el Bayern no ha logrado ganar sus cuatro siguientes partidos. La victoria por 3-2 ante el Barcelona este martes ha roto esa racha pero ha dejado un sabor amargo.

Estos son algunos aspectos que Guardiola tendrá que tener en cuenta durante el próximo verano antes del que podría ser su último asalto al triplete como entrenador del Bayern. Lo que es seguro es que la directiva del club cree firmemente en los métodos del técnico español y en los jugadores, que solo hablan de Guardiola palabras de elogio. Todos harán lo posible para que el próximo año a la tercera vaya la vencida para 'Pep'.

El Bayern tras su eliminación de este martes
El Bayern tras su eliminación de este martes©Getty Images


Arriba