Los mejores equipos de la historia: el Inter de 1962–67

"Entrenaba nuestro cerebro antes que nuestras piernas" dijo Sandro Mazzola sobre Helenio Herrera, cuyo Inter de Milán ganó su segunda Copa de Europa hace hoy 50 años.

As part of UEFA.com’s series on teams that have changed football, see how FC Internazionale Milano won back-to-back European Cups in 1964 and 1965.

UEFA.com analiza a los equipos que cambiaron el fútbol. En esa ocasión, nos centramos en el FC Internazionale Milano que se convirtió en un equipo prácticamente invencible a mediados de los años 60.

La edad dorada
El Inter, que llevaba sin ganar un título desde 1954, fichó al entrenador franco-argentino Helenio Herrera procedente del Barcelona en 1960, poco después de que este llevara al club azulgrana a conquistar dos títulos de liga en España de forma consecutiva. El Inter terminó levantando la Copa de Europa en 1964 y 1965, así como las correspondientes Copas Intercontinentales.

El 'Grande Inter' también conquistó el Scudetto en las temporadas 1962/63, 1964/65 y 1965/66 y se quedó al borde de lograr también el campeonato de 1963/64, que perdió en un play-off ante el Bologna FC. Su derrota ante el Celtic FC en la final de la Copa de Europa de 1967 supuso el final de su edad dorada, aunque su dominio en la Serie A desde la temporada 1961/62 hasta la 1966/67 fue tan grande que en todo ese tiempo encajó menos de un gol por partido. En la campaña 1962/63 solo recibió 20, una media de 0,59 por encuentro.

La entrega del testigo
El Real Madrid CF había ganado las cinco primeras ediciones de la Copa de Europa cuando se enfrentó al Inter en la final de 1964, y con Alfredo Di Stéfano y Ferenc Puskás todavía a un gran nivel, se esperaba que el equipo español lograra la victoria en Viena. Sin embargo, Sandro Mazzola marcó dos goles en la victoria por 3-1 del conjunto italiano que le permitió establecerse como gran potencia del fútbol continental.

"En el túnel de repente vi a Di Stéfano. Me pareció que medía dos metros. Para mí era el dios del fútbol, el jugador al que más admiraba. Esa es la razón por la que esa final es tan importante, porque nos enfrentábamos ante el equipo de mis sueños, el equipo al que solía ver por televisión. Y les vencimos, y yo marqué dos goles y creé el otro. Fue increíble" dijo Mazzola a UEFA.com.

El cambio de filosofía sobre el campo
Herrera no fue el inventor de la famosa táctica conservadora conocida como 'Catenaccio' (cerrojo en italiano), pero él fue quizás su exponente más exitoso. Después de haber intentado en vano introducir un estilo de ataque más fluido en el Barcelona en sus primeras campañas optó por retrasar a un centrocampista para actuar como líbero, adoptó una política de marca muy rígida y liberó a su lateral izquierdo para atacar. Armando Picchi se convirtió en un 'líbero' de clase mundial con Herrera, mientras que Giacinto Facchetti brilló como uno de los primeros laterales izquierdos ofensivos.

Sin embargo, una sólida defensa no lo era todo. Centrocampista con clase y delanteros con ritmo fueron claves para crear un contragolpe letal del Inter. "Quiero futbolistas verticales de gran velocidad, intentando llegar al área con no más de tres pases. Si pierdes el balón jugando en vertical, no hay problema, si lo pierdes en horizontal lo pagas con un gol", afirmó 'Il Mago' (el mago).

Helenio Herrera
Helenio Herrera©empics

El genio táctico
La insistencia de Herrera en el tema físico y en la preparación mental fue algo novedoso. Su Inter introdujo el concepto 'ritiro', que implicaba realizar una concentración previa al encuentro para evitar que el equipo cayese en distracciones externas. Herrera las utilizaba para hablar de los partidos con frases como "ganamos incluso sin bajarnos del autobús", destacando la inmensa fuerza mental de su equipo. Su mantra motivacional es legendario: "Clase + Preparación + Inteligencia + Atletismo = Scudetto", "Si juegas por ti mismo, juegas para tus oponentes; si juegas para el equipo, juegas para ti mismo".

"Él iba años por delante. Solía entrenar nuestros cerebros antes que nuestras piernas".

Jugadores estrella
Giacinto Facchetti:
El hombre que cambio el concepto de lateral haciendo que participaran más en el ataque, Facchetti marcó 75 goles en todas las competiciones como lateral izquierdo, y fue crucial en el peligro que creaba el Inter en el contragolpe. "Fue un maravilloso compañero y una figura con autoridad en el equipo. Siempre estaba preparado para la batalla", recuerda Mazzola.

Luis Suárez: Después de su exitosa etapa en el Barcelona Suárez se reunió con Herrera de nuevo en el Inter en 1961. El 'arquitecto del fútbol' jugaba como centrocampista de contención, y sus pases, su visión de juego y su experiencia fueron esenciales en el dominio del Inter en esta época. "Construyó  un gran equipo en el Inter, necesitábamos un gran centrocampista y Suárez fue el mejor de todos", dijo Herrera.

Sandro Mazzola: Hijo de la leyenda del fútbol Valentino Mazzola, que falleció en el desastre aéreo de Superga en 1949 junto con la mayor parte del equipo del Torino FC. El atacante Sandro Mazzola pasó toda su carrera en el Inter. 'Il baffo' (El bigote) anotó más de 100 goles en la Serie A con el equipo nerazurro.

Lo que dicen de él…
Sandro Mazzola
: "Mi Inter tuvo algo que nadie más tenía: éramos sólidos y habilidosos, una combinación que nos convirtió en uno de los mejores equipos de todos los tiempos".

Luis Suárez: "Nunca olvidaré el brillo en los ojos de nuestro presidente (Angelo Moratti) después de nuestro triunfo en Viena. Si yo fuera un pintor y tuviese que pintar la felicidad, intentaría reproducir esos ojos".

El periodista italiano Mario Sconcerti: "El fútbol de Herrera se basaba sobre todo en la confianza, no tenía muchas ideas pero todas eran muy claras. Un martilleo psicológico que hoy podría parecer ridículo pero que podía convertir a sus equipos en máquinas de guerra. No había ambigüedad, quería ser amado y temido. Para aquellos que lo acusaban de arrogante, él respondió que su único error fue ser el mejor".

Arriba