El Atlético irradió clase en Estambul

Antoine Griezmann brilló y los rojiblancos demostraron mucha hambre. Çetin Cem Yılmaz, de UEFA.com, quedó impresionado tras la victoria de los madrileños ante el Galatasaray.

El Atlético celebra el segundo gol de Antoine Griezmann ante el Galatasaray
El Atlético celebra el segundo gol de Antoine Griezmann ante el Galatasaray ©AFP/Getty Images

Comenzar tu andadura por la UEFA Champions League a domicilio no es tarea fácil. El Atlético de Madrid había comenzado el curso 2014/15 con una derrota para olvidar ante el Olympiacos por 3-2, pero los hombres dirigidos por Diego Simeone se rehicieron esta vez, y se impusieron con dos goles de Antoine Griezmann en el Grupo C ante el Galatasaray.

El galo estuvo en su mejor momento en la primera media hora. En su primer gol, al primer toque tras un centro de Juanfran, demostró su calidad en la finalización mientras que en el segundo enseñó su instinto depredador. El jugador de 24 años se metió entre los defensas del Galatasaray para enviar a la red un cabezazo al segundo palo de Diego Godín.

¿Fragilidades del Galatasaray?
Dos goles encajados en los primeros 25 minutos dejaron en evidencia la fragilidad del Galatasaray y demostraron que la plantilla dirigida por Hamza Hamzaoğlu aún tiene trabajo por hacer. El cuadro otomano había emparejado a Jason Denayer y Semih Kaya en la zaga por primera vez, y aunque el primero impresionó con su energía, ambos tuvieron problemas intentando frenar a la delantera del Atlético.

En el otro lado del campo, los tres hombres de ataque del Galatasaray Wesley Sneijder, Lukas Podolski y Burak Yılmaz, carecieron de química. Todos tuvieron ocasiones de gol, pero ninguno puso realmente a prueba al portero Jan Oblak. El extremo Yasin Öztekin, que saltó al césped tras el descanso, dijo después del partido que el conjunto turco necesita jugar más "como una unidad", y Hamzaoğlu ciertamente lo ha hecho con sus jugadores de ataque trabajando de forma más armoniosa. 

Hakan Balta y Fernando Torres, en disputa
Hakan Balta y Fernando Torres, en disputa©AFP/Getty Images

Acero y estilo 
El resultado y la actuación del Atlético confirma su condición de favorito para llevarse el Grupo C y su profundidad de plantilla quedó reflejada por el hecho de que dio entrada a Fernando Torres, Oliver Torres o Gabi desde el banquillo. Mejor aún, con toda su clase, el equipo trabajó duro y esperó lo mejor de cada uno. Eso lo reflejó el lamento de Griezmann tras el partido después de fallar un mano a mano en los últimos compases. Su primer remordimiento no fue haber perdido la oportunidad de marcar un 'hat-trick', sino el hecho de no haberle dado el gol a Torres, que estaba desmarcado.

Un partido más complicado quizás espere al Atlético cuando reciban a su principal rival en este Grupo C, el Benfica, el último día del mes. El Galatasaray, mientras tanto, se desplazará al Este para medirse al Astana. Cuando está por cumplirse dos años desde su última victoria en la UEFA Champions League, ese podría ser un viaje de redención para los turcos. 

Arriba