Remontada desde el banquillo

Barcelona - Leverkusen 2-1
Luis Enrique acertó con los cambios en la segunda parte y el vigente campeón logró dar la vuelta a un partido que tenía muy cuesta arriba.

©AFP/Getty Images

El Barcelona se impuso 2-1 al Bayer en la segunda jornada del Grupo E
Kyriakos Papadopoulos marca de cabeza al aprovechar una falta de entendimiento entre Ter Stegen y su zaga
Daniel Alves disputa su partido número 350 con la camiseta del Barcelona
El Barcelona es líder del Grupo E con cuatro puntos, uno más que el Leverkusen
Próximos partidos: BATE Borisov - Barcelona, Leverkusen - Roma (20 de octubre)

El FC Barcelona se impuso por 2-1 al Bayer 04 Leverkusen en la segunda jornada del Grupo E de la UEFA Champions League y lidera su sección con cuatro puntos. 

Había mucha curiosidad en saber quién sería el sustituto del lesionado Lionel Messi en el tridente ofensivo del Barcelona. Pues bien, Luis Enrique optó por Sandro Ramírez para suplir al astro de Rosario. Tampoco estaba claro quién sería el dueño del lateral izquierdo, y al final fue Jérémy Mathieu el elegido por el técnico asturiano. En el conjunto de Roger Schmidt, destacar la presencia de Javier Hernández, ex del Real Madrid CF, en la punta de ataque.

El choque comenzó con mucho ritmo, y ‘Chicharito’ pudo adelantar al Bayer en el 2’. El mexicano remató a bocajarro un centro desde la derecha y Ter Stegen tuvo que intervenir para evitar su tanto. En la otra portería, su compatriota Bernd Leno también sacó a relucir sus reflejos en sendos intentos de Ivan Rakitić y Sandro.

Pero el conjunto de Roger Schmidt fue creciendo con el paso de los minutos, y en el 22’ obtuvo su recompensa. Çalhanoğlu puso un córner desde la izquierda, y el central Kyriakos Papadopoulos aprovechó la falta de entendimiento entre Suárez, Mathieu y Ter Stegen para rematar de cabeza al fondo de la red.

No quedó ahí la osadía visitante, y Ter Stegen tuvo que hacer un par de intervenciones de mérito para evitar que la sangría fuese mayor. Y antes de llegar al descanso, en el 39’, el Bayer se salvó del empate de manera milagrosa. Primero fue Neymar quien estrelló el balón en el palo, y posteriormente Papadopoulos sacó bajo la línea el rechace de Sandro. Con el 0-1 se llegó al descanso.

El Bayer pudo aumentar su ventaja en la primera jugada del segundo acto, pero ‘Chicharito’ mandó la pelota a las nubes cuando tenía todo a su favor. Poco después, el mexicano dejó su lugar a Stefan Kiessling. También tuvo que abandonar el terreno de juego Iniesta, que se marchó cojeando.

El Barça siguió buscando el empate en la segunda parte, aunque con más corazón que cabeza. El equipo alemán leyó el partido a la perfección, y a partir de la hora de juego se puso el mono de trabajo para achicar espacios y minimizar los ataques locales.

Pero en el 80’ llegó el 1-1. Y lo hizo con los tres suplentes como protagonistas. Jordi Alba puso un centro desde la izquierda y el remate inicial de Munir lo repelió Leno. La pelota le cayó a Sergi Roberto, que también había salido desde el banquillo, y éste mandó la pelota al fondo de la red.

Y sólo dos minutos después, Luis Suárez aprovechó un pase de Munir para colocar la pelota en la escuadra ante el delirio de la afición local.

Así pues, el Barça se coloca al frente de su sección con cuatro puntos, uno más que BATE y Bayer Leverkusen.

Jugador más destacado: Luis Suárez
Con la lesión de Messi, se exigía que Suárez y Neymar dieran un paso al frente. Pues bien, el uruguayo recogió el guante y se sacó un tremendo derechazo para dar los tres puntos al Barcelona. Además del tanto, la entrega y garra habitual en el delantero charrúa.

Echando de menos a Messi
Mucho se había hablado antes del partido sobre cómo afectaría al Barcelona la ausencia de su máxima estrella, Lionel Messi. Visto lo visto en el césped del Camp Nou, al conjunto azulgrana se le van a hacer muy largas las semanas sin el argentino. Y es que tras la salida de Pedro en verano y la grave lesión de Rafinha, Luis Enrique se ha quedado falto de recursos en la parcela ofensiva.

Lectura perfecta de Luis Enrique
El conjunto azulgrana sufrió en exceso en la primera parte, y Luis Enrique decidió mover el banquillo en el segundo acto. No le pudieron salir mejor las cosas al asturiano, ya que en el tanto del empate participaron los tres jugadores a los que dio entrada: Jordi Alba, Munir y Sergi Roberto. Por si fuera poco, Munir asistió a Luis Suárez en el 2-1. 

Arriba