PSV - Atlético 0-0: los cinco motivos del empate

El conjunto de Eindhoven y el equipo dirigido por Simeone protagonizaron el único empate a cero de todos los partidos de ida de los octavos de final y nuestro corresponsal en el encuentro nos cuenta las razones. 

Juanfran del Atlético junto a Jetro Willems del PSV durante la ida de los octavos de final
Juanfran del Atlético junto a Jetro Willems del PSV durante la ida de los octavos de final ©AFP/Getty Images

Con el Atlético de Madrid tan sólido como siempre en defensa pero sufriendo para convertir en gol sus ocasiones, el 0-0 logrado en la ida de los octavos de final de UEFA Champions League por el PSV Eindhoven no es un mal resultado a ojos de los holandeses. Pero analicemos cinco factores que nos ayudan a entender porque el partido acabó sin goles.

Jeroen Zoet
El portero del PSV estuvo excelente durante todo el partido, siendo un muro infranqueable para los delanteros visitantes. Una parada suya en la primera parte fue especialmente espectacular. Antoine Griezmann aprovechó un pase en profundidad para colarse por el centro de la defensa del PSV y encarar un uno contra uno frente al meta holandés. Zoet se mantuvo firme y logró despejar con una mano el intento de vaselina del internacional francés. El portero de 25 años fue superado en dos ocasiones, pero en la primera Jeffrey Bruma sacó en la línea un remate de Luciano Vietto y en la segunda parte un tanto de Diego Godín fue anulado por clara falta del uruguayo sobre Héctor Moreno.

Neutralizando a Jetro Willems
Juanfran Torres aprovechó como siempre toda ocasión para subir por su banda, y especialmente en la primera mitad creó varias ocasiones con sus centros. Y esas subidas del internacional español supusieron que Willems no pudo subir todo lo que en él es habitual, por lo que quedó neutralizada una de las armas ofensivas más importantes del PSV. Además, la falta de partidos de Willems (el del miércoles era su segundo partido como titular en medio año) redujo su efectividad.

Resumen del partido
Resumen del partido

Ausencia de Luuk de Jong
La sanción del capitán del PSV pareció tener un gran efecto sobre su equipo. No solo le faltaba su principal amenaza goleadora, además le faltaba esa referencia a la que lanzar balones largos desde la defensa. Los delanteros del campeón holandés perdían muy rápido el balón y no lo aguantaban lo suficiente como para que sus centrocampistas se involucraran en las jugadas de ataque. Como resultado de ello, el PSV creó muy pocas ocasiones de gol. La vuelta de De Jong para la vuelta en Madrid será importante para los holandeses.

Madurez en la defensa local
Arsène Wenger describió a algunos de sus jugadores como 'demasiado inocentes' después de que errores tontos causaran que el 0-0 entre Arsenal y Barcelona en el minuto 70 acabara con un 0-2 a favor del campeón de Europa. Phillip Cocu no quería que eso mismo le pasara. Después de la expulsión de Gastón Pereiro al ver su segunda amarilla en el minuto 68, el equipo local se remangó y se puso a trabajar. Pese a la incesante presión visitante en los últimos 20 minutos, Zoet no tuvo casi que intervenir. Fue una actuación defensiva de gran nivel.

Estamos a mitad de camino
Los hombres de Diego Simeone podrían haber ido a por todas tras la expulsión de Pereiro, apostando por el ataque y asumiendo más riesgos para tratar de marcar el siempre importante gol a domicilio. Pero pese a que el Atlético dominó, no cometió imprudencias. El equipo rojiblanco era muy consciente de que debía evitar encajar un tanto. Al final, ambos entrenadores parecían satisfechos con el resultado y pueden ser optimistas de cara a sus opciones para el encuentro de vuelta del próximo 15 de marzo. 

Arriba