El Real Madrid de Beenhakker, contra el Barcelona de Luis Enrique

El cuadro azulgrana de Luis Enrique ha igualado la racha de 34 partidos invicto establecida por Leo Beenhakker en 1989 con el equipo blanco, pero ¿qué equipo es mejor? Richard Martin de UEFA.com lo descifra.

Hugo Sánchez, en su mejor momento con el Real Madrid en 1989
Hugo Sánchez, en su mejor momento con el Real Madrid en 1989 ©Getty Images

La victoria del Barcelona por 2-1 ante el Sevilla prolongó su racha de partidos invictos a 34 en todas las competiciones y sirvió para igualar el récord establecido por el Real Madrid de Leo Beenhakker en 1989.

"Me parece muy bien que lo iguale. Luis Enrique lo merece, está haciendo un gran trabajo, estamos hablando de un récord de hace 27 años y estos récords están para batirlos. Todo el mundo sabe que tengo corazón blanco, pero eso no significa que no tenga un gran respeto por este Barça y por Luis Enrique, no por los partidos sino por la forma de juego y de barajar todas estas estrellas. Luis Enrique merece un 10", expresó el exentrenador de 73 años.

¿En qué se comparan la actual plantilla azulgrana con ese Real Madrid de Beenhakker? UEFA.com lo descifra.

El Real Madrid, campeón de la Copa de la UEFA 1986
El Real Madrid, campeón de la Copa de la UEFA 1986©Getty Images

Logros
Beenhakker llegó al Real Madrid en un buen momento en 1986, al final de una temporada en la que Luis Molowny había llevado a los blancos a ganar el 'doblete' de Liga y Copa de la UEFA. El técnico alemán llevó a un nivel completamente nuevo al Real Madrid ganando tres títulos consecutivos, el segundo por una diferencia de once puntos, y ganando la Copa del Rey en su último año. El título que fue esquivo fue la Copa de Europa, siendo eliminado en las semifinales en las tres temporadas en las que Beenhakker estuvo al mando del equipo. El exjugador Jorge Valdano recordó: "Esa generación nunca se pudo imponer en la cima, y para el Real Madrid la cima era la Copa de Europa". 

El título del Barcelona en 2015
El título del Barcelona en 2015

El equipo que dirige Luis Enrique no tendrá ese problema tras haber conquistado su quinta UEFA Champions League el pasado mes de mayo en Berlín, el más importante de los cinco títulos que el entrenador ha conquistado en sus dos temporadas en el Camp Nou. A diferencia de Beenhakker, el asturiano heredó un equipo que había tenido problemas tras haber finalizado la temporada con las manos vacías bajo la tutela de Gerardo Martino. 

Hugo Sánchez en 1988
Hugo Sánchez en 1988©Getty Images

Personal
Ese equipo del Madrid estaba construido alrededor de la 'Quinta del Buitre', y contaba con Butragueño, Míchel, Manolo Sanchís y Martín Vázquez, que habían salido de la cantera blanca. Esto dio al equipo un incalculable sentido de unidad, como recuerda Míchel. "Todos éramos de Madrid y el talento estaba en casa. Nos complementábamos a la perfección". A estos chicos madrileños se les unió un 'galáctico': el mexicano Hugo Sánchez, que llegó procedente del Atlético de Madrid en 1985. 

El doblete de Messi ante el Arsenal
El doblete de Messi ante el Arsenal

De la actual plantilla del Barcelona, Lionel Messi, Sergio Busquets, Gerard Piqué, Andrés Iniesta y Sergi Roberto han salido de La Masia. Ese núcleo se ha visto fortalecido con las llegadas de Luis Suárez, Neymar e Ivan Rakitić, además de jugadores que ya llevan tiempo en el club como Dani Alves y Javier Mascherano. El argentino comentó: "No solo son los tres que juegan arriba, sino que jugadores como Busquets, Iniesta o Piqué también lo han ganado todo y siguen teniendo ese hambre. Son jugadores de casa que transmiten la identidad del equipo". 

Leo Beenhakker en el banquillo
Leo Beenhakker en el banquillo©Getty Images

Estilo de juego
El Real Madrid de Beenhakker marcó el final de una era dominada por equipos más físicos en España, como el caso del Athletic Club o la Real Sociedad, divirtiéndose y ganando trofeos durante ese proceso. Una gesta importante fueron sus dos contundentes triunfos en la misma semana, cuando endosó siete goles al Sporting de Gijón y otros siete al Real Zaragoza, mientras que una de sus noches europeas más memorables en el Santiago Bernabéu fue su victoria por 2-0 al Nápoles en la que su defensa Chendo le hizo un caño a Diego Maradona ("era cómo ver a pájaros disparando a las escopetas", bromeaba después Valdano). "Nosotros teníamos estilo, creatividad y nos sentíamos libres para expresarlo. Éramos unos innovadores”, comentó Míchel.

Sin embargo, si el Real Madrid de Beenhakker fue pionero en el estilo de juego de pases en corto en España, el Barcelona lo perfeccionó: "Ver jugar al Barça es una fiesta. Como aficionado es espectacular verlo jugar. Su intensidad, la calidad de su juego, cómo se lo están pasando. Eso no es garantía de ganar todo pero es fenomenal verlo jugar". 

Luis Enrique, entrenador del Barcelona
Luis Enrique, entrenador del Barcelona©AFP/Getty Images
Arriba