El buen juego no le bastó al Bayern

"Hemos dominado a nuestro rival durante 150 minutos", declaró el capitán bávaro Philipp Lahm tras caer en semifinales ante el Atlético de Madrid.

©AFP/Getty Images

El Bayern se quedó sin final de UEFA Champions League por tercera temporada consecutiva, pero puede mantener la cabeza alta tras su derrota ante el Atlético.

"Los chicos han presionado sin descanso. Podemos estar orgullosos de nuestro partido. Hemos dominado a nuestros rivales durante 150 minutos", afirmó el capitán Philipp Lahm.

El Bayern parecía encarrilar la remontada en la eliminatoria con el gol de falta de Xabi Alonso en la primera parte del partido de Múnich, pero el penalti parado por Jan Oblak a Thomas Müller solo tres minutos después cambió el rumbo del choque y del cruce. "Tuvimos la oportunidad de marcar ese penalti. Podría haber sido el 2-0".

Pero el Bayern llegó 1-0 al descanso, y en un pequeño fallo de concentración Antoine Griezmann hizo el empate, un gol clave fuera de casa. Dos errores fatales a la postre.

"Es duro", afirmó el delantero Robert Lewandowski, cuyo gol en la segunda mitad no fue suficiente para remontar la eliminatoria. "Hemos merecido llegar a la final".

Muchos estarán de acuerdo, pero puede ser que el hecho de que el Bayern no marcase a domicilio fuese incluso más costoso que cualquier lapsus en casa. En cuanto a Guardiola, dejará el Bayern sin haber logrado alcanzar una final de la UEFA Champions League en tres temporadas en el club. Un fallo ya que cuando llegó el club era campeón de Europa.

Arriba