Informe Técnico de la Champions League 5: ¿Es la prórroga una pérdida de tiempo?

En este quinto extracto del nuevo informe técnico de la UEFA Champions League, el debate se centró en los pocos goles que se ha anotado en la prórroga y se preguntan si vale la pena que se juegue.

El Bayern realizó la mejor prórroga contra la Juventus
El Bayern realizó la mejor prórroga contra la Juventus ©AFP/Getty Images

Números clave:
Goles en la prórroga (sólo en la fase posterior a la fase de grupo)
2015/16: 2 (en 3 partidos) – en uno de los tres partidos
2014/15: 2 (2) – en uno de los dos partidos
2008/09 - 2013/14: 4 (5)  – en dos de los seis partidos
2002/03 - 2007/08: 10 (7) – en cuatro de los once partidos
1992/93 - 2001/02: 7 (5) – en tres de los cinco partidos

"Nadie quiere jugar una prórroga". Esta opinión, expresada por uno de los observadores técnicos la mañana siguiente a la final de Milán, suscitó un debate considerable sobre la media hora extra.

En Milán, se puede perdonar a Diego Simeone por expresar un cúmulo de sensaciones dispares cuando el árbitro señaló el final de los 90 minutos. Dos años antes, en Lisboa, había visto cómo su equipo encajaba el gol del empate en el minuto tres del tiempo de descuento y, a continuación, durante la segunda parte de la prórroga, había recibido tres tantos más, como resultado de las incursiones implacables con las que el Real Madrid CF superaba sin piedad a su lesionado lateral, Juanfran.

Mejores momentos de la final de 2016
Mejores momentos de la final de 2016

Como en Portugal ya había agotado las tres sustituciones, el entrenador del Club Atlético de Madrid no pudo hacer más que rendirse a lo inevitable. Aquella final de 2014, sin embargo, constituyó una excepción.

La de 2016 supuso el regreso a la norma general. Para encontrar otro gol anotado durante la prórroga del partido decisivo habrá que remontarse a 1992, cuando, en la última final disputada antes de que se relanzara la competición con el nombre de UEFA Champions League, un tiro libre directo de Ronald Koeman otorgó al FC Barcelona la victoria por 1-0 contra el UC Sampdoria en Wembley.

Entre aquel día y el festival de goles en los últimos compases del partido de Lisboa, seis periodos de prórrogas no habían producido ni un solo gol. Esto significa que, si bien los 2.658 encuentros jugados en la historia de la UEFA Champions League han generado 2,68 goles por 90 minutos, 210 minutos de prórroga no han arrojado ninguno. Lo lógico es preguntarse por qué.

La fatiga podría ser la respuesta más obvia en la mayoría de los casos. En Milán, las piernas dolían y fallaban. Los ataques de calambres se hacían más frecuentes con cada minuto que pasaba. Los movimientos de jugadores decisivos, como Gareth Bale, Cristiano Ronaldo y Luka Modrić, resultaron claramente menos fluidos. Estos dos últimos, como comentó Peter Rudbæk, "poseen elementos explosivos en su ADN que les dificultan mantenerse a tope de rendimiento a lo largo de 120 minutos".

Por otro lado, se suele aducir la fatiga como explicación de la mayor cantidad de goles. Durante la UEFA Champions League 2015/16, el 22,6% de los goles de la competición cruzaron la línea de meta durante el último cuarto de hora y en los periodos de tiempo adicional tras los 90 minutos. Se trató de los periodos más prolíficos de los partidos para anotar goles. Visto esto, ¿se puede de verdad aducir la fatiga como explicación de la falta de goles durante la prórroga? ¿O más bien la actitud sería la causa más plausible?

Retrospectiva: Koeman en 1992
Retrospectiva: Koeman en 1992

Pese a que el gol de oro (que ponía fin en seco a un partido en cuanto el balón entraba en la portería) forma parte de la historia, ¿no será que el planteamiento para las prórrogas se basa en la prioridad de no encajar ningún tanto?

Como comentó Mixu Paatelainen: "El Atlético no usó las piernas para internarse en el área del Real Madrid y mantener el énfasis en un ataque 'equilibrado'". En otras palabras, consciente del potencial al contragolpe que posee el equipo de Zinédine Zidane, prefirió no enviar a demasiados hombres hacia delante.

David Moyes añadió: "En mi opinión, en la prórroga, ambos equipos habían aceptado que el partido se saldaría en la tanda de penaltis. Me dio la impresión de que el partido se había dado por concluido".

Curiosamente, las prórrogas han sido raras en la historia de la UEFA Champions League. También curiosamente, las campañas del Atlético de Madrid figuran entre las pocas que han precisado esa media hora extra: contra el PSV Eindhoven en 2015/16 y contra el Bayer 04 Leverkusen en la temporada anterior. En ambos casos, los equipos siguieron a pies juntillas el guión tradicional y no marcaron ningún gol.

El Bayern elimina a la Juve en la prórroga
El Bayern elimina a la Juve en la prórroga

Por el contrario, la prórroga en Múnich entre el FC Bayern München y el Juventus terminó con dos goles y no pudo haber sido más apasionante. El tema que se debate es sencillamente si la prórroga no es más que una pérdida de tiempo y debería eliminarse. En las rondas eliminatorias previas a la final, su erradicación impediría que un equipo disfrutara durante media hora adicional de la ventaja de jugar en propio campo.

Pero, ¿qué hay de los aficionados? En Milán, ¿no agradecieron los espectadores en San Siro esa media hora de espectáculo extra? O, teniendo en cuenta los niveles de gestión de riesgos que quedaron patentes, ¿se ofreció al público neutral del mundo entero un entretenimiento menos atractivo?

¿Qué es preferible desde el punto de vista deportivo: ir directamente a la lotería de los penaltis o proporcionar a los equipos la oportunidad de sentenciar el partido jugando al fútbol y no a balón parado? Por otro lado, ¿qué se podría hacer para fomentar que los equipos se arriesgaran más en la prórroga?

¿Sería factible, por ejemplo, efectuar la tanda de penaltis antes del principio de la prórroga? Si el Atlético de Madrid hubiera llegado a la media hora adicional sabiendo que había perdido a los penaltis, ¿habría estado dispuesto a atacar más?

A la vez, ¿se habría aclarado del todo la situación táctica y el Real Madrid se habría sentido obligado a concentrarse en defender la ventaja? ¿Existen otras alternativas que podrían ayudar a alterar la tradición de la ausencia de goles en los dos periodos de la prórroga?

El artículo anterior aparece en el nuevo informe de la UEFA Champions League de 2015/16: descárguelo ahora

Arriba