Informe técnico 3 de la Champions League: tácticas en las eliminatorias

En el tercer extracto del informe de la UEFA Champions League, el panel experto nos muestra cómo los equipos cambian sus sistemas de la fase de grupos a la fase de eliminatorias.

Julian Draxler marcó el segundo gol de Wolfsburgo ante el Gent
Julian Draxler marcó el segundo gol de Wolfsburgo ante el Gent ©Getty Images

"Si buscamos tendencias, creo que sería una buena idea fijarse también en las cuestiones que tienen que ver estrictamente con el entrenador", aventuró Rudbæk el día siguiente a la final.

"Unas cosas pasan durante la fase de grupos. Otras cosas pasan cuando llegas a los emparejamientos a partido doble. Y la final es una cosa totalmente distinta a todas las demás. Creo que la experiencia específica en la Champions League es una baza importante para el entrenador".

Los temas expuestos sobre el uso del pase en largo por parte de los porteros encajan perfectamente con la cuestión de si conviene ejercer una presión alta sobre los centrales y gastar energía presionando al portero, en un intento por incitar al rival a jugar en largo y, por consiguiente, trastornar sus modelos de construcción en la zaga.

Los diez mejores tantos de la temporada pasada
Los diez mejores tantos de la temporada pasada

Sin embargo, conforme la competición fue acercándose a Milán, los principios de gestión del peligro prevalecieron sobre el atractivo y la aventura.

El observador técnico de uno de los partidos de ida de las eliminatorias comentaba en sus apreciaciones: "Empezaron el partido presionando alto en los primeros 30 minutos y obligando al rival a numerosas pérdidas de balón en su propio campo, pero sin acabar de convertir la posesión recuperada en ocasiones claras, en parte por la buena defensa del contrario y en parte porque se mostraban reacios a enviar demasiados hombres hacia delante para atacar. Se preocupaban sobre todo de mantenerse organizados y defender bien como un bloque, y se cuidaban mucho de no quedar expuestos a contraataques. Las ocasiones en contra que encajaron se originaron todas en saques de esquina".

Una reseña sobre otro equipo visitante incluía la observación: "Disfrutaron de una posesión estable, pero sus centrocampistas jugaron por detrás de la pelota toda la noche. Por la falta de hombres que ayudaran en ataque, eran muy sólidos en las transiciones de ataque a defensa y no cedieron al rival ninguna oportunidad para contraatacar".

Sin embargo, la presión alta y la pronta recuperación del balón seguían siendo armas decisivas en el arsenal de los principales equipos, con el Barcelona y el Bayern completamente comprometidos con esta doctrina, así como el Paris Saint-Germain de Laurent Blanc.

Resumen: Paris - Man. City
Resumen: Paris - Man. City

"Sin el balón, el PSG presiona inmediatamente", comentaron los observadores técnicos de sus partidos contra el Manchester City. "Recibían una gran energía de Matuidi y Rabiot en el centro del campo. Pero pasaron por algún que otro problema en las transiciones y tuvieron que confiar en las habilidades defensivas en el uno contra uno de Thiago Silva y David Luiz".

El Wolfsburgo cosechó también sus frutos durante el emparejamiento de octavos con el Gent. El gol de Julian Draxler, que le otorgó una ventaja de 2-0 en Bélgica, destacó como un ejemplo excelente de un éxito derivado de una recuperación alta del balón. El Benfica también aplicó con eficacia una agresiva presión colectiva en el centro del campo, que le permitió lanzar contragolpes a partir de las intercepciones y de la pronta recuperación del balón.

Resumen: Zenit - Benfica
Resumen: Zenit - Benfica

El Zenit, como el Gent, se mostró dispuesto a lanzar jugadores hacia delante, por lo que en ocasiones se hicieron vulnerables a las transiciones rápidas basadas en las repentinas sobrecargas en las zonas exteriores. La cuestión es si, en última instancia, los equipos exitosos son aquellos cuyo planteamiento del juego otorga prioridad a la eliminación del riesgo.

Como Diego Simeone declaró después de la final: "El Madrid fue mejor porque ganó. El que gana siempre es el mejor".

Mircea Lucescu, entrenador del FC Shakhtar Donetsk, apeló a la cautela: "Debemos tener cuidado con lo lejos que llegamos por querer ganar sin prestar demasiada atención a la calidad del juego".

El artículo aparece en el nuevo informe técnico de la UEFA Champions League de 2015/16: descárguelo aquí

Arriba