Reus vuelve por la puerta grande

El alemán no logró un 'hat-trick' pero se llevó el balón del partido firmado por sus compañeros tras reaparecer con el Dortmund tras muchos meses sin jugar en la histórica goleada por 8-4 sobre el Legia.

©Getty Images

Después de un partido en el que se rompieron récords de la UEFA Champions League, Marco Reus, del Borussia Dortmund, fue el centro de atención.

La victoria por 8-4 del BVB contra el Legia de Varsovia se ha convertido en el partido con más goles de toda la historia de la competición. No obstante, la mejor noticia de la noche fue la vuelta de Marco Reus a los terrenos de juego tras una lesión que lo mantuvo apartado durante seis meses.

Tras perder a Mats Hummels, İlkay Gündoğan y Henrikh Mkhitaryan en verano, el entrenador Thomas Tuchel aseguró que Reus era "el cuarto jugador clave perdido" y que esperaban "con impaciencia su regreso". La vuelta se hizo esperar, pero en su primer partido tras la lesión, Reus marcó por partida doble y asistió a sus compañeros en la victoria contra el equipo polaco.

Resumen del Dortmund - Legia
Resumen del Dortmund - Legia

"Me he llevado el balón y todos los jugadores lo han firmado. Tendrá un lugar muy especial entre mis trofeos", aseguró Reus. "Ha sido un paso muy importante para mí. Ahora nos falta mejorar y trabajar más para estar mejor en defensa". No fue una noche para fijarse en los errores. Hay que saborear la vuelta de Reus y disfrutar con todos los goles.

"Las últimas semanas con Marco han sido fantásticas. Ya está de vuelta y a un gran nivel físico", dijo Tuchel. "De todas maneras, uno no podía imaginarse que iba a hacer un partido así de completo en su primer partido de Champions League. Ha sido una vuelta increíble y muestra la calidad que tiene y lo que le hemos echado de menos”.

El doblete de Kagawa
Hay más historias que contar sobre el partido de los récords. A Shinji Kagawa le costó 76 segundos dar la vuelta a un marcador que se les había puesto en contra con dos goles. Batió así el récord de Gareth Bale, que dio la vuelta al marcador en 77 segundos en 2010 contra el Inter cuando todavía militaba en el Tottenham. "No he jugado mucho en las últimas semanas y siempre he estado esperando mi oportunidad" afirmó Kagawa. "Estoy contento por la victoria pero se me hace raro".

Aunque Tuchel aseguró que el portero Roman Weidenfeller acabó “muy enfadado” tras encajar cuatro goles, el defensa Marc Bartra dijo que había sido una “noche mágica”. "Jugar en este estadio y con este ambiente es siempre una alegría. Marcar ocho goles es algo especial” dijo el defensa de 25 años.

Tardarán varios días en ver cuántos récords en total se batieron en este partido pero Reus ya ha advertido: “Todavía no estoy al 100%.”

Arriba