¿Por qué el Bayern adora a Thomas Müller?

Mientras se prepara para cumplir su partido número 100 en la UEFA Champions League, analizamos las virtudes del germano como jugador y como persona.

©Getty Images

Un hombre de un solo club, Thomas Müller tiene un estatus de culto entre los aficionados del Bayern de Múnich tanto por sus legendarias bromas como por su estilo poco convencional. UEFA.com le homenajea antes de que pase a formar parte del club de los 100 de la UEFA Champions League.

Müller, con un gran estatus en el Bayern

Producto de la cantera, Müller personifica los valores del Bayern "Mia san Mia" (Somos lo que somos). Aunque no tiene relación con Gerd Müller, único jugador por delante del delantero en la clasificación de máximos goleadores europeos del Bayern (62 a 42), comparte un apellido con un jugador sinónimo de los años de gloria del club que ayudó a Thomas a lograr un estatus de culto.

Müller luce el brazalete de capitán durante la campaña de la UEFA Champions League 2017/18
Müller luce el brazalete de capitán durante la campaña de la UEFA Champions League 2017/18©AFP/Getty Images

El delantero debutó saliendo del banquillo bajo el mando de Jürgen Klinsmann en 2009. Y lo hizo marcando en la victoria por 7-1 en la UEFA Champions League contra el Sporting CP. Así, se convirtió en un jugador habitual bajo la dirección de Louis van Gaal en la siguiente temporada. Ahora frecuentemente sustituye a Manuel Neuer como capitán del club, aunque el brazalete no siempre ha sido fácil de llevar. Durante un partido Müller fue fotografiado ajustándoselo con una cinta roja, explicando más tarde (con un guiño a su bíceps supuestamente endeble): "Realmente no hay un modelo [de brazalete] que se ajuste a mi brazo".

El delantero, peso pesado en el vestuario

Klinsmann llama a Müller para su debut en la #UCL en 2009
Klinsmann llama a Müller para su debut en la #UCL en 2009©Getty Images

Hermann Gerland, que ha entrenado a Müller desde su adolescencia, le puso al delantero el apodo de 'Radio Müller' ya que sus reflexiones en temas que van desde lo filosófico hasta lo cómico, casi nunca decepcionan. "Un futbolista no piensa más allá que de ayer a hoy. ¿Estaré en el Bayern toda mi vida? Solo puedo dar una respuesta seria cuando muera", dijo una vez.

Los siguientes entrenadores del Bayern lo han adorado, pero Müller no es la mascota de un profesor: "Los que me conocen saben que sigo mis instintos más que las instrucciones del entrenador", dijo una vez, con una amplia sonrisa en su rostro. Eso también explica por qué el periódico alemán Die Welt bautizó a Müller como "el payaso entre clones".

Tiene un conjunto de habilidades únicas

Müller después de marcar su primer penalti en la #UCL contra el LOSC en 2012
Müller después de marcar su primer penalti en la #UCL contra el LOSC en 2012©Getty Images

Desde el inicio de su carrera, Müller se ha descrito a sí mismo como un 'Raumdeuter' ('intérprete de espacios'). No es el jugador del Bayern más dotado técnicamente, pero tiene un extraordinario sentido posicional y suele estar regularmente en el lugar correcto en el momento determinado dentro del área. "Si solamente contaran los goles bonitos, no tendría muchos a mi nombre", aseguró el propio jugador.

Ningún jugador ha marcado más penaltis en competición UEFA para el Bayern que los siete de Müller (con cinco están Robert Lewandowski y Paul Breitner en segundo lugar), aunque también puede ser impredecible. Una vez se cayó deliberadamente antes del lanzamiento de una falta para confundir al rival.

Tiene los pies en la tierra

Müller es popular entre los aficionados alemanes
Müller es popular entre los aficionados alemanes©AFP/Getty Images

La popularidad de Müller en su país es debido a que es una persona sencilla. No se preocupa mucha por la moda, hasta tal punto que el día después de ganar la Copa Mundial de la FIFA 2014 desayunó con un vestido rosa típico de las mujeres bávaras. Tampoco es muy aficionado a los coches lujosos o los tatuajes. Lo que sí se toma en serio es ayudar a las personas necesitadas. Müller es el embajador de una fundación que apoya a los que han perdido a un ser querido.

Lisa, la mujer de Müller es jinete, y aunque Thomas lo ha intentado, reconoce que no es lo suyo. "No me caigo mucho, pero me da pena por el caballo. Los riesgos para mí y para el caballo son grandes", dijo en 2011.

Arriba