¿Por qué David Beckham es un clásico del fútbol moderno?

UEFA.com homenajea al que acaba de ser galardonado con el Premio Presidente de la UEFA.

©Getty Images

David Beckham recibirá el Premio Presidente de la UEFA a sus 43 años por su notable contribución al fútbol europeo. ¿Quieres saber por qué?

Sus números

Selección: 115 partidos, 17 goles
Competiciones de clubes de la UEFA: 119 partidos, 17 goles
Competición nacional: 484 partidos, 92 goles

Enorme compromiso con su profesión

Nacido en Londres, Beckham heredó de sus padres su pasión por el Manchester United, aunque su acento sureño confundió a algunos de sus compañeros de equipo cuando se unió a ellos por primera vez en 1991. Ryan Giggs dijo: "Era complicado entendernos. Crecimos en el campo, fuimos a los partidos, pero era un aficionado del United y de inmediato lo adoptamos".

No era un "sureño blandito" cuando se trataba de entrenar, como recordaba su compañero de equipo Paul Ince. "Becks fue un gran profesional. Tan pronto como terminábamos [los entrenamientos], sacaba la barrera y empezaba a lanzar faltas y saques de esquina durante una hora".

"Cuando llegó, entrenaba por las mañanas y por las tardes y luego aparecía por la noche para unirse a los más jóvenes. Al comienzo de cada temporada solíamos hacerles a todos los jugadores una prueba para tener una idea de su estado físico aeróbico, y Beckham siempre estaba fuera de la escala", recordó su entrenador del United, Sir Alex Ferguson.

Nunca fue el futbolista guapo

Beckham mostrando un gran estilo
Beckham mostrando un gran estilo©Getty Images

Su esposa era una estrella del pop y su estilo de vida en el mundo del espectáculo restó valor a su habilidad. "Obviamente, la gente ha analizado otras cosas que han sucedido a lo largo de mi carrera y, a veces, eso ha eclipsado lo que hice en el campo y lo que he logrado en el terreno de juego. Por mucho que diga que eso no me duele, por supuesto que sí", recordó Beckham con tristeza.

Sin embargo, sus compañeros de equipo recuerdan su compromiso, y su disposición a recuperar y luchar por el balón, algo que sorprendió a muchos en el Real Madrid, el Milan y el Paris Saint-Germain. "Solo quiero que la gente me vea como un futbolista trabajador y alguien apasionado por el fútbol", dijo Beckham.

Su mayor habilidad fue como asistente. Su compañero de equipo Rio Ferdinand, señaló: "David Beckham está entre los mejores pasadores con los que he jugado, con pases de larga distancia. Tenía un 'radar en el pie'. Algunos futbolistas zurdos cuando realizan pases parecen hermosos. Su pie derecho era así, incluso sonaba bien cuando golpeaba la pelota".

Especialista en goles espectaculares

Zinédine Zidane, Beckham y Roberto Carlos en el Real Madrid
Zinédine Zidane, Beckham y Roberto Carlos en el Real Madrid©Getty Images

Beckham debutó en la liga como cedido en el Preston North End en 1994. Su compañero de equipo Pail Raynor recordó: "Me quitaron para que David saliera [como suplente contra el Doncaster], así que estaba en el banquillo cabreado. Luego fue y marcó un gol olímpico desde un córner. Tuve que callarme entonces".

Un lanzamiento atrevido desde el centro del campo con el United ante el Wimbledon en la primera jornada de la Premier League 1996/97 proporcionó a Beckham una gran reputación por su inverosímil finalización. "Cambió mi vida. El balón pareció estar en el aire durante horas y todos se quedaron en silencio. Luego la pelota entró y estallaron", recordó Beckham.

Las faltas siguieron siendo su principal recurso- Otro especialista en los tiros libres, Roberto Carlos, dijo: "Beckham lanza las faltas mejor que yo. Es una alegría ver cómo las lanza. Ha demostrado que las faltas no son solo potencia".

Superó la adversidad con club y selección

Beckham después de marcar ante Grecia en 2001
Beckham después de marcar ante Grecia en 2001©Getty Images

Expulsado tras una acción con Diego Simeone en la fase final de la Copa Mundial dela FIFA de 1998, Beckham fue culpado por la mayoría de la eliminación en los octavos de final contra Argentina en los penaltis, pero ganó a aficionados y compañeros de selección y marcó un golazo extraordinario de libre directo contra Grecia en octubre de 2001, logrando la plaza para Inglaterra en el Mundial de 2002. Terminó capitaneando su selección en 59 ocasiones.

Se marchó del United en 2003 después de ganar seis títulos de liga, dos FA Cups y la UEFA Champions League 1998/99 (logrando un 'triplete' inglés sin precedentes), algo que no fue de su elección. El club negoció su marcha al Madrid en medio de las tensiones entre Beckham y Sir Alex, quien dijo: "Nunca fue un problema hasta que se casó".

Beckham estaba dolido. "Cuando me dijeron que me iban a vender fue la primera vez que hablé con el Real Madrid. No pude ver al United durante dos años, estaba destruido", dijo Beckham.

Sin embargo, no dejó mostrar su desilusión y marcó a los dos minutos de su debut con el Madrid ante el Betis el 30 de agosto de 2003. "El gol más importante que marqué en España fue el primero porque la gente desconfiaba de mí como jugador. Pensaron que estaba allí para vender camisetas", dijo David.

Si bien su único trofeo importante en el Santiago Bernabéu fue una liga conquistada en su última temporada, la 2006/07, se estimó que su presencia impulsó las ventas de merchandising alrededor de 500 millones de euros.

Demostró su clase en todas partes

Zlatan Ibrahimović:
Zlatan Ibrahimović:©Getty Images

Solo Cristiano Ronaldo y Lionel Messi pueden entender el nivel de atención que Beckham recibió a lo largo de su carrera como jugador. Su habilidad para actuar bajo presión fue notable.

"No sé cómo se las arregla para estar tan relajado aparentemente sobre el terreno de juego. Es casi una estrella del pop. No podría hacer eso. Es increíble, especialmente teniendo en cuenta que es tan tímido como yo", dijo su compañero de equipo en el Madrid, Zinédine Zidane.

Esa adaptación discreta quedó demostrada en los últimos años de su carrera. Tras poner rumbo a LA Galaxy en 2007, Beckham ayudó al club a ganar dos Copas MLS y, mientras intentaba mantenerse en forma para seguir en la selección inglesa, estuvo durante dos etapas cedido en el Milán antes de firmar un contrato de cinco meses en enero de 2013 para ayudar al París a luchar por el título en sus últimos meses como profesional. "Mi salario se destinará a una organización benéfica local para niños".

"La persona que tiene cosas negativas que decir es celosa o le odia porque no hay cosas negativas que decir sobre él", dijo Zlatan Ibrahimović sobre su compañero de equipo en París.

Arriba