Mucha intensidad y poco fútbol en un derbi sin goles

Villarreal y Valencia empataron a cero en un derbi con muy pocas ocasiones. El empate deja a ambos equipos lejos de las primeras posiciones.

Dani Parejo fue expulsado en el Valencia
Dani Parejo fue expulsado en el Valencia ©AFP/Getty Images

Villarreal y Valencia firmaron tablas sin goles en un derbi marcado por la ausencia de ocasiones por parte de ambos conjuntos.

Intensidad, emoción… Y pocas ocasiones. Un derbi, al fin y al cabo. Villarreal y Valencia acusaron su irregular inicio de la temporada y apostaron por su versión más sólida, conscientes ambos de que una derrota dejaría muy tocado al equipo perdedor. Este miedo a caer provocó un encuentro pleno de pasión y fuerza, pero falto de fútbol.

Arrancó mejor el Valencia a pesar de la ausencia en el once de dos de sus mejores hombres, Rodrigo y Guedes. Sin embargo, con el paso de los minutos el Villarreal igualó fuerzas y dispuso de la mejor (y casi única) ocasión del primer acto, cuando el cafetero Carlos Bacca erró un remate desde el interior del área con todo a favor.

Este guion continuó tras el paso por los vestuarios. Las imprecisiones en fase ofensiva y la mala toma de decisiones fueron constantes, por lo que los entrenadores comenzaron a mirar al banquillo en busca de soluciones. El primero en hacerlo fue Marcelino, que no tardó en introducir a Batshuayi y a Guedes. Pero lo que sacó el partido del letargo fue la expulsión por roja directa de Dani Parejo.

La tuvo Bacca con un disparo a bocajarro que detuvo Neto, pero el Valencia estuvo lejos de perder la cara al encuentro a pesar de su inferioridad y también acarició el tanto con los tiros de Guedes y Cheryshev que se encontraron con la estirada de Asenjo.

Las tablas finales no satisfacen por completo a ninguno de los dos equipos. El Villarreal se queda con cinco puntos, uno más que un Valencia todavía no conoce la victoria.

Arriba