Un gran Sevilla desarbola al Madrid

Un primer tiempo atronador del equipo de Machín tumba a un conjunto blanco que no encontró respuestas a la actuación del club hispalense.

©AFP/Getty Images

Victoria espectacular y contundente del Sevilla por 3-0 sobre el Real Madrid tras una primera parte atronadora del equipo hispalense.

El duelo comenzó vibrante, con un ritmo alto y con los dos equipos sin intención de especular. El Sevilla, espoleado por sus últimos resultados, y el Madrid consciente de la oportunidad tras conocer la derrota del Barcelona en Leganés minutos antes del inicio del partido en el Estadio Ramón Sánchez –Pizjuán.

Los de Pablo Machín no tardaron en pisar el área de Thibaut Courtois, y viendo que su rival no terminaba de conectarse al partido aprovecharon la ocasión para adelantarse por medio de André Silva en una rápida contra motivada por una pérdida de Marcelo en el minuto 17.

Solo cuatro minutos después, el ariete luso sumó su sexto gol en la Liga tras otro contraataque letal que repelió Courtois en primera instancia, pero que acabó remachando el internacional portugués tras el rechace del portero belga. Para entonces el Madrid ya daba muestras de tener su mejor día.

Desbocado, el cuadro andaluz remató una primera parte espectacular con el 3-0 obra de Wissam Ben Yedder tras una jugada con varios despejes defectuosos de la zaga blanca que acabó remachando a la red el delantero francés, tan astuto como siempre.

En la segunda mitad el Madrid cambió su disposición sobre el campo, incrustando a Casemiro entre los centrales y con ello paró un poco la sangría. Gareth Bale, el jugador más activo del equipo blanco, tuvo un uno contra uno muy claro ante Tomáš Vaclík que sacó muy bien el portero checo. Los cambios no tuvieron demasiado efecto y Courtois salvó el cuarto tanto local tras una gran jugada de un inspirado Pablo Sarabia.

La recta final del partido, con el Madrid con diez jugadores por la lesión de Marcelo, fue un trámite en el que el Sevilla pudo hacer algún gol más ante un equipo visitante totalmente desdibujado.

Arriba