La victoria del Atlético, al detalle

Analizamos las claves del triunfo rojiblanco desde el Metropolitano, con los jugadores como protagonistas.

©Getty Images

El Atlético de Madrid dio un paso al frente tras imponerse por 2-0 al Borussia Dortmund en el Grupo A. Analizamos, desde el Estadio Metropolitano y con los jugadores como protagonistas, cuáles fueron las claves de la victoria.

La resiliencia del Atlético no tiene fin

Los imprevistos parecen no ser un problema para el Atlético de Simeone. Hoy, hasta con cuatro bajas vitales como Koke, Diego Godín, Diego Costa y Stefan Savić, el equipo dio un paso al frente. Saúl y Griezmann tiraron del carro y el equipo, además, dejó la portería a cero frente a un Dortmund que lo había ganado todo y sin encajar gol. "Vi al equipo muy bien. Se nos lesionaron muchos jugadores importantes, pero el grupo ha dado la cara. Es el camino a seguir", dijo Griezmann, estandarte del equipo. 

El factor Ángel Correa 

Siempre presente, Correa es de esos jugadores que lo ha jugado todo con Diego Simeone (el otro era Thomas Lemar). El argentino estuvo muy activo, fue un incordio y, a pesar de no marcar, estuvo a la altura del partido. Hasta en cuatro ocasiones remató a puerta en este duelo, dando electricidad y descaro al ataque rojiblanco. 

Saúl, siempre el primero

Nueve goles ha marcado el ilicitiano en los 40 partidos que ha disputado en la UEFA Champions League, por lo que sus tantos cobran un valor aún mayor. El hombre de los golazos o el primero de la fila cuando se trata de echarse el equipo al hombro. "Tenía muchas ganas de marcar. Llevaba muchas ocasiones con mala fortuna, pero a pesar de no marcar, el trabajo siempre es el mismo", espetó Saúl en exclusiva. 

©AFP/Getty Images

Los 50 partidos #UCL de Griezmann 

"Quiero hacer historia en el Atlético". Seguro que esa frase de Griezmann está en vuestras memorias, pues hoy el internacional galo demostró que está cuando más se le necesita. Ante el Dortmund fue referente, decisivo, celebró su partido 50 en la Champions League con un gol y, además, fue el capitán por la baja de Diego Godín. "Es un orgullo. Me da mucha responsabilidad", dijo el galo sobre la capitanía antes de sentenciar: "Lo importante era ganar y demostrar que vamos pelear hasta el final".

El Metropolitano, el jugador número 12

La afición rojiblanca estuvo vibrante ante el Dortmund. El estadio parecía un hervidero en cada ocasión local y, con los goles, parecía venirse abajo por la celebración. Además, cuando más lo necesitaban, todos los jugadores recibieron el calor de los suyos durante los 90 minutos. De hecho, el Dortmund, dormido durante todo el partido, también sintió la presencia de una afición que derrochó coraje y corazón. 

Arriba