El Barça cumple y pasa a octavos

FC Barcelona – Celtic FC 1–1
Los blaugranas hacen lo justo y ceden el liderato del grupo al Milan.

Por Albert Bassas

El FC Barcelona no pasó del empate a 1 ante el Celtic FC en el Camp Nou pero consiguió certificar su pase a los octavos de final de la UEFA Champions League. El resultado, por otra parte, tampoco le va nada mal a los de Glasgow que se colocan terceros de este Grupo F y se mantienen con serias opciones de disputar la presente edición de la Copa de la UEFA. El camerunés Samuel Eto’o para los catalanes y el galés John Hartson para los escoceses pusieron los tantos a un encuentro poco atractivo.

Control del balón
Tuvieron que pasar 6 minutos para ver al Celtic en terreno blaugrana con el balón controlado. Los hombres de Frank Rijkaard hicieron valer las estadísticas que le colocan como el equipo con más posesión del balón en las primeras cuatro jornadas de la competición. Así pues, el Barça empezó mandando en el partido gracias a un claro control del esférico aunque no lo supo traducir en ocasiones. Los culés, sin prisas y un poco lentos en su juego, sólo pudieron llegar a la zona del meta Magnus Hedman por la banda derecha con un par de centros sin peligro del defensa brasileño Juliano Belletti.

Partido aburrido
Los primeros compases del encuentro dejaron bastante que desear. Con un público acostumbrado a ver espectáculo en los últimos choques de los de Rijkaard, el Barça no hizo más que mantener la posesión esperando su oportunidad y eso hacía el encuentro aburrido. El Celtic, por su parte, se limitaba a defender y neutralizar dos de las grandes estrellas blaugranas: Ronaldinho y Samuel Eto’o. Ambos estuvieron bien marcados de cerca durante los primeros minutos gracias al marcaje individual que le impusieron los defensas Joos Valgaeren y Dianbobo Balde, respectivamente. En ataque, el equipo escocés se limitaba a colgar balones al área esperando un posible remate de cabeza de sus dos torres: Chris Sutton y John Hartson.

Ocasiones y gol
Pero en el minuto 22 los azulgranas tuvieron su primera llegada con peligro. Ronaldinho se pudo deshacer por primera vez de su severo marcaje aunque luego no pudo controlar en el punto de penalti una pelota centrada, de nuevo, por Belleti des de la banda derecha. El segundo aviso lo dio Eto’o un minuto más tarde y en la jugada posterior, el camerunés logró marcar en una jugada que él mismo empezó. Seguido muy bien por Deco, Eto’o combinó con el portugués en una magnífica pared al primer toque y se plantó sólo ante el portero Hedman que nada pudo hacer para evitar que el Barça inaugurara el marcador.

Otro partido
Con un Celtic roto y descolocado el Barça empezó a jugar a placer. Al gol le sucedieron unos minutos de clara superioridad blaugrana y de ocasiones inmejorables. Eto’o, nuevamente, pudo marcar el segundo pero en esta ocasión estuvo más desafortunado y su remate salió cruzado. Dos minutos después, Ludovic Giuly primero y Xavi Hernandez luego pusieron a prueba otra vez a un Hedman que no estuvo nada mal en los primeros 45 minutos. El veterano portero visitante volvía así a la titularidad por decisión de su técnico Martin O’Neill, dado que el ahora habitual David Marshall no pasa por su mejor momento de forma.

Empate inesperado
Y cuando parecía que los de Rijkaard habían hecho lo más difícil y ya tenían el encuentro encarrilado, los escoceses consiguieron materializar su primera ocasión en una jugada aislada. A un minuto por el descanso, una falta centrada por Stilian Petrov des de la banda izquierda de su ataque, fue peinada primero por Stanislav Varga y posteriormente recogida por el galés John Hartson que transformó des de la misma línea de gol. De esta manera, el Celtic ponía el empate a uno en el Camp Nou en un momento clave del encuentro.

El partido vuelve a decaer
Después de unos minutos vibrantes en la primera mitad, el partido se adormeció nuevamente al comienzo de la segunda parte. La historia se repetía con un Barça sin ceder el balón pero sin crear ocasiones. La rapidez de movimientos se convirtió de nuevo en lentitud en el juego principalmente con un Celtic igual de defensivo y un Barça muy estático. El encuentro empezaba a asemejarse al que ambos disputaron en la pasada edición de la UEFA y que terminó con empate a 0.

El peor Barça
Sin ninguna oportunidad clara en la segunda parte, el Barça enseñó su pero cara. El partido perdía poco a poco su nivel técnico transformándose en un choque cada vez más duro y físico. A 15 minutos del final ya daba la sensación que el partido finalizaría en empate y como en la primera mitad, sólo alguna genialidad individual o jugada puntual podría romper el equilibrio. Una volea de Ronaldinho a la salida de un córner que se marchó muy desviado fue lo único destacable en ataque del conjunto azulgrana en estos minutos.

Todos contentos
Con el empate final ambos equipos se fueron satisfechos a casa. Los escoceses celebraron el resultado como si de una gran victoria se tratase, mientras que los culés cumplieron su objetivo de sentenciar a las primeras de cambio y cerrar su pase a la siguiente ronda de la competición. Aún así, la victoria del AC Milan en San Siro deja al Barça, de momento, como segundo clasificado del Grupo F de la UEFA Champions League.

Arriba