El PSG mantiene sus posibilidades

Chelsea FC - Paris Saint-Germain FC 0-0 Los franceses consiguieron un buen resultado en Stamford Bridge.

Por Trevor Haylett en Stamford Bridge

El Paris Saint-Germain FC se convirtió en el primer equipo que consigue ganar un punto en casa del Chelsea FC en la UEFA Champions League esta temporada. Este resultado significa que otro empate en casa contra el PFC CSKA Moskva en su último encuentro de la fase de grupos es suficiente para que el equipo galo pase a octavos, si el vigente campeón, el FC Porto, no vence al Chelsea.

Primera plaza asegurada
Para el Chelsea, que acabará, pase lo que pase, en cabeza de su grupo, este partido no era demasiado importante, aunque fue el club londinense el que gozó de las mejores ocasiones. A falta de nueve minutos para el final, Didier Drogba estuvo a punto de dar la victoria al Chelsea. Sin embargo, el disparo de Drogba fue directamente a las manos de Lionel Letizi.

Cambios en el Chelsea
José Mourinho ya declaró que Petr Cech, Paulo Ferreira y Claude Makelele no jugarían este partido ya que el Chelsea ya tenía asegurado el pase a octavos. Los titulares Gudjohnsen y Damien Duff tampoco jugaron mientras que John Terry, lesionado, también fue uno de los ausentes. Sin embargo, Drogba volvió al once tras recuperarse de una lesión en los abductores que le mantuvo apartado de los terrenos de juego siete semanas.

Segunda oportunidad
El PSG estaría muy satisfecho cuando se enteró de la victoria del FC Porto, ya que con este resultado el equipo galo puede acabar segundo a falta de un partido para el final de la fase de grupos. Para conseguirlo, tendrá que vencer a un equipo que ha perdido tan solo un partido en sus últimos 20 encuentros, lo que no será, sin duda, una tarea fácil.

Pocas ocasiones
El Chelsea alineó a jugadores deseosos de demostrar su valía pero la intensidad colectiva del equipo no fue tan buena como en anteriores ocasiones. Los franceses estaban muy motivados aunque se mostraron cautelosos al principio, ya que Pauleta jugó como único delantero. El resultado de este planteamiento fue que, en la primera parte, el juego se concentró en el centro del campo, con pocas oportunidades de gol.

Primeras oportunidades
Mateja Kezman y Joe Cole eran los jugadores del Chelsea más peligrosos. Frank Lampard, que era el capitán, dado que Terry no pudo jugar, regaló al PSG un balón que Pauleta no supo aprovechar. Luego, Kezman tuvo una oportunidad pero su disparo salió fuera.

Igualdad
Arjen Robben se movía por los dos costados para recuperar el balón, mientras que Joe Cole también se mostraba muy activo y Wayne Bridge intentaba sumarse al ataque cuando podía. El PSG tampoco renunciaba al ataque y se mostraba cada vez más peligroso. Reinaldo, junto con Bernard Mendy, uno de los dos cambios con respecto a la cuarta jornada, consiguió ganarle la espalda a Ricardo Carvalho pero no supo definir.

Marcaje férreo
Duff sustituyó a Robben en el descanso. En su última jugada, el holandés se fue de dos defensas pero su disparo no encontró puerta. Duff también se mostró peligroso, aunque, siempre tenía un defensa encima de él que le impedía rematar la jugada. Luego, un centro peligroso puso en dificultades a Letizi mientras que una falta botada por Lampard pasó a tan solo unos centímetros de la bota de Cole.

Vuelta de Drogba
Poco después de la hora de juego, Drogba saltó al campo junto con Gudjohnsen. Otro problema para el PSG. El Chelsea empezó entonces a forzar más córners y lanzamientos de falta a su favor. Tras una asistencia de Cole, un disparo de Drogba se fue al palo corto de Letizi, pero el delantero estaba en fuera de juego.

Arriba