Luxemburgo cumple con el Madrid

El brasileño aprobó su primer gran examen como entrenador blanco tras la victoria ante la Juventus.

Por Andy Hall en el Santiago Bernabéu

Una de las razones por las que el Real Madrid CF decidió fichar en diciembre como entrenador a Vanderlei Luxemburgo para sustituir a Mariano García Remón, fue por el partido de anoche de la UEFA Champions League ante la Juventus.

Racha impecable
Desde que debutó en la competición en la temporada 1995/96, y salvo la edición de 1996/97, el único año que no se clasificó, el Madrid se ha proclamado vencedor en tres ocasiones y como mínimo ha llegado siempre hasta los cuartos de final. No alcanzar los cuartos para el conjunto de la capital sería un desastre total y un triunfo en el partido de ayer prácticamente era una necesidad. Puede que anoche el Madrid no encontrase recompensa en forma de más goles, pero el equipo de Luxemburgo viajará a Turín con mucha confianza tras una gran actuación.

Mismo sistema
Tanto Luxemburgo como Fabio Capello emplearon el mismo sistema, 4-4-2. El Madrid, abandonó el doble pivote y usó el rombo con David Beckham volviendo a su posición preferida, la banda derecha, y con Thomas Gravesen por delante de los cuatro defensas. Por el contrario, Capello jugó con dos hombres en la medular, formado por Manuele Blasi y Emerson. Sin embargo, en las últimas semanas ha modificado su sistema al 3-5-2, con tres defensas centrales.

Inicio trepidante
El partido empezó como se esperaba, con ambos equipos jugando con muchas ganas pero ofreciendo poco espectáculo en los primeros minutos. Emerson disparó desviado en el minuto 4, y no vio a Alessandro Del Piero que estaba desmarcado dentro del área. El partido cambió cuando el Madrid perdió a su lateral derecho, Míchel Salgado, por una lesión en la rodilla en el minuto 8. Luxemburgo, en vez de sacar a Francisco Pavón, sorprendió a todos y metió en el campo al lateral zurdo Raúl Bravo, para que ocupase la banda derecha y vigilase a Del Piero y Zlatan Ibrahimovic.

Cabezazo de Helguera
Los dos centrales de la Juventus, Lilian Thuram y Fabio Cannavaro se mantuvieron firmes ante los delanteros Raúl González y Ronaldo, aun así el equipo italiano dejó algunos huecos, pero Raúl no tuvo suerte al rematar un centro de Roberto Carlos al larguero en el minuto 24. Los visitantes no pudieron con el cabezazo de Helguera siete minutos después. El defensa central quedó libre de marca para poner al Madrid en ventaja.

Intenso segundo tiempo
El equipo de Capello soportó otro golpe cuando Pavel Nedved dejó el terreno de juego tras sufrir una conmoción al chocar su cabeza con la de Raúl Bravo cuando se acercaba el final del primer tiempo. Con una ligera ventaja, el Madrid supo dominar durante la segunda parte. Hubo más momentos tensos cuando Raúl envió un disparo por encima de la portería después de que Gianluigi Buffon parara un tiro de Zinédine Zidane en el minuto 56. En una emocionante y caliente segunda parte, el balón se reventó cuando el esférico pegó en los tacos de Roberto Carlos.

Difícil de augurar
Capello cambió a Blasi por Alessio Tacchinardi en el minuto 67, Y Luxemburgo también realizó una modificación al sacar al campo a Michael Owen en lugar de Ronaldo diez minutos después. Aunque el 1-0 es suficiente para ir al Delle Alpi, es difícil anticipar algo. En 1996 la Juve ganó por 2-0 en Turín remontando precisamente un 1-0 de la ida, mientras que en 2003, el equipo italiano logró un 3-1 tras caer en Madrid por 2-1.

Arriba