El Barça se examina ante un Chelsea sin Robben

José Mourinho lamenta las ausencias de Arjen Robben, lesionado, y de Didier Drogba, sancionado.

Por Iván Modia, desde Londres

Al FC Barcelona de Frank Rijkaard le ha llegado el momento de demostrar cuáles son sus aspiraciones reales esta temporada. El equipo azulgrana visita el temible Stamford Bridge con ventaja tras la ida, aunque con cierto temor de que José Mourinho le agüe la fiesta.

José borra a Robben
La gran incógnita de la vuelta era si Arjen Robben, el atemorizador extremo izquierda del Chelsea FC, podría estar disponible para cambiar las tornas en la eliminatoria. Pero Mourinho, siempre claro y contundente, lo descartó de este modo. “Robben no estará ni en el campo ni en el banquillo”, aunque después se mostró un tanto enigmático: “Aun así, no voy a dar mi alineación como hice antes del partido de ida”.

Sólo dos dudas
Por su parte, Rijkaard estuvo de lo más tranquilo en su conferencia de prensa ante los medios de comunicación. El técnico holandés aseguró no tener ninguna duda acerca de su alineación, aunque no descubrió quién será el sustituto del lesionado Rafael Márquez. Gerard López apunta a ese puesto, en detrimento de Demetrio Albertini, mientras que la experiencia y rapidez de Ludovic Giuly parece que serán suficientes para sentar a Andrés Iniesta en el banquillo.

El Chelsea no importa
“Tengo claro quiénes serán los once jugadores que comenzarán el partido, pero no daré la alineación a la prensa antes que a mis hombres”, explicó Rijkaard. “Sé que tengo la baja de Márquez, pero esto no es cuestión de futbolistas individuales, sino de equipo. Además, no es mi tarea pensar cómo va a jugar el rival. El Chelsea se preparará para buscar su mejor resultado, y que sea defensiva u ofensivamente no importa. Preguntar cómo va a jugar un oponente antes de un partido me parece ilógico”

Mejorar la imagen del Camp Nou
El estilo que el Chelsea utilizó en el encuentro de ida fue motivo de comentario en ambos equipos. Mourinho reconoció que para acceder a los cuartos de final deberán “jugar mejor que el Barcelona. En el primer partido no lo hicimos, y por eso perdimos”. Mientras tanto, Giovanni van Bronckhorst aseveró que no se “esperaba al Chelsea que vimos en el Camp Nou. Me sorprendió no ver al mismo equipo que vi en la Premiership”.

No ganarían la Liga del rival
“El otro día me crucé por la calle con un hombre que debía tener mi edad y me pidió que garáramos el campeonato inglés, porque hace cincuenta años que el Chelsea no lo consigue, y él no lo ha podido vivir. Pero si hay algo que tengo claro es que mi equipo no sería capaz de ganar la Liga española jugando como juega, mientras que el Barcelona no podría ganar la Premiership haciendo el fútbol que hace, que es muy bonito pero no sirve para Inglaterra”, sentenció Mourinho.

Choque de trenes
Rijkaard quiere que Giuly desborde por la banda derecha y se convierta en una de las cruces de Mourinho, pero el técnico luso lo contrarrestará colocando al habitual central William Gallas, cuya mayor cualidad es la velocidad, en el lateral izquierdo. Dejando este crucial duelo a un lado, la posible alineación es la siguiente: Cech; Paulo Ferreira, Carvalho, Terry, Gallas; Tiago, Makelele, Lampard; Cole, Gudjohnsen y Duff. Por su parte, el Barça, con un 4-3-3 como el de su rival, parece que formará con Valdés; Belletti, Puyol, Oleguer, Van Bronckhorst; Xavi, Gerard, Deco; Giuly, Eto’o y Ronaldinho.

Arriba