Anfield espera un partido emotivo

Liverpool y Juve se vuelven a ver las caras 20 años después con el deseo de que el fútbol sea el protagonista.

Por Simon Hart en Liverpool

Fabio Capello habló de ese ambiente especial que desprende el estadio de Anfield durante su rueda de prensa previa al partido. El técnico romano evocó memorables noches europeas en el estadio del Liverpool FC.

Noche emocionante
Será una noche llena de emociones. El Liverpool y la Juventus se enfrentan por primera vez desde la final de la Copa de Europa de 1985 de Heysel, capítulo de infausto recuerdo por la muerte de 39 seguidores. Capello y su homólogo del Liverpool, Rafa Benítez, afirmaron en la víspera de la celebración de los cuartos de final de la UEFA Champions League que esperan que la noche sea recordado sólo por cuestiones deportivas.

“Ambiente maravilloso”
“Anfield, más que ningún otro estadio inglés, tiene un ambiente que puede llevar en volandas al equipo.Para sacar un buen resultado tenemos que estar muy centrados, comprometidos y jugar con mucho carácter. Aquí hay un ambiente maravilloso y estoy orgulloso de ser el entrenador de la Juventus que juega contra el Liverpool 20 años después de la tragedia de Heysel. La mejor forma para nosotros de dejar esa noche atrás será jugar un buen partido”, dijo Capello.

Pensamiento positivo
Benítez, aunque en menos palabras, dijo más de lo mismo: “Lo más importante es hablar sobre fútbol, de cosas positivas y del futuro”. El entrenador madrileño sólo se centra en el buen momento de los reds. Su equipo se colocó a un punto del Everton FC, cuarto clasificado en la Premiership, tras derrotar al Bolton Wanderers FC el fin de semana pasado, y logró así su tercera victoria en cuatro partidos.

Cuestión de consistencia
El Liverpool no ha gozado de mucha regularidad en la primera temporada de Benítez en Inglaterra, y él mismo sabe que, en este aspecto, su equipo no puede compararse con el de Capello, cuyos métodos estudió una vez durante una visita a Milanello, la ciudad deportiva del AC Milan.

"Espíritu especial"
"Sabemos que necesitamos ser más consistentes, agresivos y jugar al máximo ritmo posible”, dijo un Benítez que se excusó por el hecho de ser un “nuevo entrenador en un país diferente”. Aun así, el técnico tiene muy cercana la experiencia del pasado año de ganar en Europa, como demostró con el Valencia CF. El propio Capello señaló que el Liverpool juega la Champions League con un “espíritu especial”.

Xabi Alonso, incluido
El Liverpool no podrá contar con Fernando Morientes ni con Mauricio Pellegrino, por lo que Sami Hyypiä se unirá a Jamie Carragher en la defensa central. En cambio, si podrá contar con el delantero Milan Baroš, actualmente sancionado en la Liga inglesa. Otro que también está de vuelta es Jerzy Dudek mientras que Xabi Alonso, de baja desde diciembre, estará en el banquillo.

Objetivo crucial
La excelente campaña de la Juventus en casa obliga al Liverpool a obtener un buen resultado, ya que sus rivales sólo tienen dos victorias en sus últimas 15 visitas a Inglaterra. “Son muy fuertes en su feudo, no encajan goles y tienen a muchos jugadores de gran calidad. Pueden marcar en cualquier momento. Necesitamos ganar y, si es posible, sin que nos hagan un gol”, dijo Benítez.

Sin gol
Mantener su portería sin goles es algo que la Juventus hace mejor que nadie: sólo dos en ocho partidos de Champions League. Con la suspensión de la Liga en Italia el fin de semana pasado, no juegan desde el 19 de marzo, y Capello está preocupado de que quizá hayan perdido un poco de continuidad.

Tacchinardi, sancionado
El tobillo hinchado de David Trezeguet obligará al francés a estar en el banquillo, mientras que Marcelo Zalayeta tiene un problema en su espalda. Todo hace indicar que Pavel Nedved y Emerson estarán en perfecto estado para jugar en el centro del campo, mientras que Alessio Tacchinardi está sancionado.

Arriba