La suerte acompaña al Milan

AC Milan - PSV Eindhoven 2-0
A pesar de la derrota, el PSV demuestra que puede hacer frente a los ‘Rossoneri’ en la vuelta.

Por Dani Huerta

El AC Milan ha dado un paso más en su camino hacia la consecución de su séptima Copa de Europa tras vencer por 2-0 al PSV Eindhoven en San Siro en el partido de ida de las semifinales de la UEFA Champions League.

Stam y Pirlo, titulares
Carlo Ancelotti, entrenador Rossoneri, pudo finalmente alinear en su once titular al ex jugador del PSV, el defensa central Jaap Stam, y al centrocampista Andrea Pirlo, tras superar ambos sus problemas físicos. Por lo tanto, el Milan dispuso sobre el verde tapete de San Siro de su once de gala a excepción del sancionado Alessandro Nesta. Por su parte, el técnico del PSV Guus Hiddink, también pudo contar con sus mejores hombres liderados por Mark Van Bommel y el capitán Phillip Cocu.

Avisa Sheva
Ante un gran ambiente en el Giuseppe Meazza propio de una semifinal de Champions, el partido comenzó con dominio del Milan y con una gran ocasión de Andriy Shevchenko que envió su remate en área pequeña a las manos del portero del PSV Heurelho Gomes.

Presión milanista
A los diez minutos y con el equipo italiano volcado sobre la meta holandesa, Hernán Crespo volvió a probar al portero brasileño del PSV que envió el remate del argentino a córner tras una buena intervención. Sin embargo, un minuto después, Jefferson Farfán, delantero peruano del campeón holandés, lo intentó con un disparo desde fuera del área que Dida detuvo.

Nivelado
Cumplido el ecuador del encuentro pareció nivelarse el choque tras el frenético comienzo impuesto por el Milan. Los locales continuaban con el dominio del balón mientras el PSV se defendía sin apuros. A los 30 minutos, lo intentaron Kaká y Gennaro Gattuso con sendos disparos que detuvo Gomes sin problemas.

Kaká y Sheva, letales
Tres minutos después, de nuevo el brasileño Kaká, se sacó desde fuera del área un gran disparo que obligó a Gomes a emplearse a fondo para enviar el cuero a córner. Pero cuando parecía que la primera parte iba a finalizar como empezó, apareció la magia de Kaká que dio un magistral pase a Shevchenko (sexto gol en la competición) para que éste batiera por bajo a Gomes poniendo el 1-0 en el luminoso de San Siro a los 42 minutos.

El PSV, con determinación
La segunda mitad se inició con una buena oportunidad para el PSV tras un remate de Young-Pyo Lee que detuvo Dida con ciertos apuros. En los primeros compases de este segundo acto se vio a un campeón holandés muy diferente al del primer tiempo, con el dominio del balón y creando ocasiones. Sin embargo, el Milan estuvo apunto de hacer el 2-0 a la hora de juego tras una gran vaselina de Sheva que Gomes envió a córner.

Falla Van Bommel
A los 66 minutos, con el partido alocado y con cualquier equipo con posibilidad de marcar, Van Bommel tuvo una buena oportunidad desde dentro del área pero su disparo se fue por encima del larguero de la portería de Dida. Doce minutos después, de nuevo el internacional holandés lo intentó pero Dida detuvo el balón sin problemas.

Tomasson sentencia
Pero el fútbol fue cruel esta noche con el PSV tras el gran segundo tiempo que realizaron. Cuando ya se había cumplido el minuto 90, el Milan sentenció el partido y quizás la eliminatoria por medio de Jon Dahl Tomasson, que marcó en área pequeña tras recoger un rechace tras un remate de Kaká poniendo en el marcador un 2-0 que casi coloca con un pie en la final al equipo italiano. Aunque el Milan deberá sufrir la próxima semana en el Philips Stadion.

Arriba