Duelo de viejos conocidos

Después de que Pizarro y Mourinho coincidieran en el Chelsea, el delantero peruano espera ayudar a que el Werder Bremen saque algo positivo de su visira a San Siro.

Claudio Pizarro y Mesut Özil (Werder Bremen)
Claudio Pizarro y Mesut Özil (Werder Bremen) ©Getty Images

Claudio Pizarro tiene “muy buenos recuerdos” de San Siro. La última vez que jugó allí, hace casi dos años, su gol ayudó al FC Bayern München a condenar al FC Internazionale Milano a su segunda derrota en otros tantos partidos en la fase de grupos. Ahora, con los colores naranja y verde del Werder Bremen, el peruano espera marcar dos goles cuando se enfrente a su anterior técnico en el Chelsea FC, José Mourinho.

“Gratos recuerdos”
Aquella tarde de septiembre en Milán, Pizarro superó a dos defensas para romper la igualada a nueve minutos del final mientras el Inter se desesperaba con las expulsiones de Fabio Grosso y Zlatan Ibrahimović. Más tarde, en el tiempo de descuento, Lukas Podolski marcó otro tanto para el definitivo 0-2. “No nos podemos hacer ilusiones porque el Inter es un equipo muy competitivo, pero sabemos que podemos vencerles. Tengo muy gratos recuerdos de la última vez que estuve aquí porque marqué un gol y ganamos el partido”, concluyó Pizarro.

Familiar
Pizarro encontrará también muy familiar la cara de Mourinho, el hombre que se lo llevó a Londres del Bayern poco antes de que su periplo en Stamford Bridge llegara a su fin en septiembre pasado. El delantero centro expresó su pesar por no haber podido pasar más tiempo con el técnico portugués: “Será grande volver a verle. Desafortunadamente, sólo tuve la oportunidad de trabajar con él durante un corto tiempo. Realmente no tuve la ocasión de demostrarle lo que podía hacer porque me perdí una gran parte de la pretemporada al estar jugando la Copa América. Mañana es otra oportunidad para enseñarle lo que puedo hacer”

“Peligroso”
Mourinho no necesita que nadie le diga las cualidades de Pizarro, que ha marcado 14 goles en sus 52 partidos en la UEFA Champions League y tres en sus cinco encuentros en la Bundesliga esta temporada. “Pizarro es un buen jugador. Sólo estuvo conmigo tres o cuatro meses antes de que me fuese, pero me impresionó por su actitud. Era un jugador feliz que marcaba goles y contribuía bien al equipo. Desafortunadamente después de que me fuese su vida cambió, pero yo sé lo que puede hacer  y en la reunión de hoy con los jugadores les he hablado de él, que tipo de futbolista es y lo peligroso que puede ser”, comentó Mourinho.

Materazzi, atento
El defensa del Inter, Marco Materazzi, será el encargado de ponerle toda su atención: “El Werder Bremen juega muy bien como equipo. No tienen ningún peligro a nivel individual aparte de Diego, que es muy inteligente. Se mueven rápido como equipo y tienen buenos delanteros como Pizarro, que es físicamente fuerte y poderoso en el juego aéreo”.

Arriba