Ranieri y la Juve, se la juegan

El equipo italiano recibe al Real Madrid en la Champions con la necesidad de conseguir la victoria que ponga fin a la mala racha de resultados que le han acompañado en la Serie A. Los blancos, a certificar la clasificación.

Claudio Ranieri (Juventus)
Claudio Ranieri (Juventus) ©Getty Images

Pese a que está atravesando por el peor momento desde su llegada al banquillo de la Juventus, el técnico Claudio Ranieri celebró su cumpleaños con optimismo antes de la visita del Real Madrid CF: "No hay nada perdido".

Mala racha
El equipo italiano llega al encuentro después de cinco partidos sin conocer la victoria, lo que ha provocado que se especule con la posible salida de Ranieri. La derrota del pasado sábado ante el SSC Napoli, la segunda consecutiva en la Serie A, ha dejado al equipo en la duodécima posición, muy por debajo de las aspiraciones al principio de la temporada.

Sonrisas
En todo caso, el entrenador romano tuvo tiempo para poner buena cara ante las cámaras y admitir la satisfacción que le da cumplir 57 años. Después habló sobre el decisivo choque ante el Madrid: "Sabemos que es un equipo que está jugando muy bien últimamente. Es el campeón español, ha marcado 20 goles en la Liga en siete partidos y su entrenador Bernd Schuster ha conseguido crear un bloque muy organizado. Por el contrario, nosotros no estamos tan bien como nos gustaría, así que lo positivo es que no tenemos nada que perder y sí mucho que ganar".

"Tiempo de pruebas"
"Estamos en tiempo de pruebas pero hay que seguir construyendo esta Juventus. Y este partido representa una oportunidad de darnos una alegría ganando a uno de los clubes más grandes de Europa. Tenemos algunos lesionados pero los disponibles tienen muchas ganas de hacerlo bien ante un gran rival. Quiero que se sientan libres para poder hacer su mejor fútbol y que lo den todo sobre el terreno de juego".

Plaga de lesiones
Lo que es indudable es la plaga de lesiones que asola al equipo de Ranieri. El sábado cayó Christian Poulsen con unos problemas en el cuádriceps, que se une a una lista en la que ya estaban David Trezeguet (rodilla), Jonathan Zebina (tendón de aquiles), Cristiano Zanetti, Tiago, Mauro Camoranesi, Vincenzo Iaquinta, Nicola Legrottaglie y Olof Mellberg (lesiones musculares). Hay esperanzas de que estos tres últimos futbolistas puedan llegar a tiempo para el choque ante el Madrid, donde sí estará Mohamed Sissoko que se perdió el encuentro ante el Nápoles por sanción.

Moral alta
Después de vencer por 1-0 al FC Zenit St. Petersburg en la primera jornada, el equipo de Ranieri sólo pudo arañar un punto en su visita al campo del FC BATE Borisov, por lo que ahora tratará de neutralizar los dos puntos con los que le aventaja el Madrid. El equipo blanco llega pleno de moral después de ganar por 1-2 el pasado sábado el derbi madrileño ante el Club Atlético de Madrid, con goles de Ruud van Nistelrooy y Gonzalo Higuaín. El Madrid lleva ocho encuentros seguidos sin conocer la derrota, entre los que se incluyen victorias ante BATE y Zenit.

"Paso de gigante"
"Sabemos que de lograr los tres puntos aquí, daríamos un paso de gigante para la clasificación. Ellos tienen más responsabilidad de conseguir la victoria y eso puede ser beneficioso para nosotros. A pesar de las lesiones la Juventus es un equipo que sabe reaccionar ante las adversidades y hay que tener mucho cuidado", indicó Schuster, quien podría tener la baja de Arjen Robben, con unos problemas musculares que todavía no han remitido.

Arriba