Pellegrini y Wenger confían en sus hombres

El entrenador del Villarreal y del Arsenal, respectivamente, coinciden en que el partido de vuelta de los cuartos de final en Londres será igualado. De momento, tras el empate 1-1 en la ida, los gunners parten con ventaja.

Arsène Wenger y Emmanuel Adebayor en el entrenamiento del martes
Arsène Wenger y Emmanuel Adebayor en el entrenamiento del martes ©Getty Images

Arsène Wenger cree que "una fuerte mentalidad, una creencia y una determinación" serán las que marquen la diferencia para que el Arsenal FC elimine al Villarreal CF en la UEFA Champions League.

"Buena posición"
El conjunto inglés parte con ventaja en la eliminatoria tras el duelo de ida donde el Villarreal, tras adelantarse en el marcador con un gol de Marcos Senna, vio como el Arsenal le empató 1-1 en El Madrigal con un gran gol de Emmanuel Adebayor. "Estamos en una buena posición para lograr el pase y ahora queremos aprovecharnos de ello, pero la ventaja no es tan grande por lo que no podemos perder la concentración", dijo Wenger, que sabe de la dificultad que plantea el rival tras las semifinales que disputaron ambos clubes en la temporada 2005/06.

Ausencias en defensa
El Arsenal tendrá las bajas por lesión de Manuel Almunia (tobillo), Gaël Clichy (espalda) y William Gallas (rodilla) respecto al encuentro de ida, mientras que Johan Djourou es el último hombre en llegar a la enfermería de los gunners tras lesionarse el sábado en el triunfo en la Premier League por 1-4 contra el Wigan Athletic FC. Dadas estas ausencias, todo apunta a que Mikaël Silvestre estará en defensa junto con el joven de 19 años Kieran Gibbs, que debutará en la UEFA Champions League jugando por la banda izquierda. "Las bajas por lesión son una gran oportunidad para demostrar que el equipo tiene recursos y una mentalidad fuerte. Hemos demostrado esto recientemente. La creencia y la determinación son importantes, además del compañerismo. Estos chicos son ganadores. El hambre y el enfoque que han mostrado es fantástico. Pero todavía no han demostrado todo", afirmó un Wenger sereno.

"Duelo disputado"
El Arsenal, que el fin de semana aumentó su racha de 18 partidos consecutivos sin perder en la Premier League, no ha encajado ningún tanto en Europa en la presente temporada y no ha sido derrotado en su campo en los 23 encuentros continentales jugados en los últimos cinco años, por lo que las estadísticas favorecen al conjunto de Wenger. Sin embargo, el entrenador de los gunners no da nada por hecho. "Va a ser un partido muy disputado. El Villarreal tiene que marcar y eso lo hace interesante. Nuestro objetivo es el de ganar el partido, como lo hacemos siempre que jugamos en casa. Seremos organizados y disciplinados, pero cuando tengamos el balón en nuestro poder tenemos que intentar marcar", sentenció el técnico galo.

El centro del campo, tocado
Al igual que el Arsenal, el Villarreal afronta este partido con bajas, destacando la ausencia del centrocampista Marco Senna, que se lesionó en el bíceps femoral el sábado en la derrota por 0-2 contra el Málaga CF. Esta ausencia se suma a la ya conocida de Santi Cazorla, que no pudo jugar la ida. Por tanto, el chileno Manuel Pellegrini, que podría contar con Cani (tocado en una lesión muscular) y con Mati Fernández (problemas en el tobillo), comentó la baja de Senna. "Es un jugador muy, muy importante para nosotros, como lo es Santi. Pero el Arsenal también tiene bajas y tanto ellos como nosotros tenemos amplias plantillas para formar un equipo de garantías", dijo Pellegrini.

Sólo una derrota
El Villarreal solamente ha perdido un partido en cuatro visitas a Inglaterra y curiosamente está fue hace tres años ante el propio Arsenal, aunque Pellegrini prefiere dejar de lado ese recuerdo. "Sería satisfactorio eliminar al Arsenal después de que nos ganaron la última vez, pero el objetivo verdadero es llegar a semifinales. Queremos hacer nuestro propio juego y controlar el partido. No hay mucha diferencia entre ambos conjuntos. Jugamos bien en El Madrigal y debimos de haber ganado. Intentaremos hacerlo aquí", sentenció Pellegrini.

Arriba