Victoria en el último suspiro

Arsenal FC - Olympiacos FC 2-0 El equipo de Arsène Wenger logró batir a un gran Nikopolidis en la recta final del partido y se hizo con los tres puntos.

©Getty Images

El Arsenal FC dejó los deberes para el último momento y marcó dos goles en los últimos 12 minutos por medio de Robin van Persie y Andrei Arshavin, que acabaron por resolver el choque ante el Olympiacos FC y ante el portero Antonis Nikopolidis en particular.

Alegría en el último momento
El equipo local dominó al conjunto del norte de Londres en su segundo partido de la fase de grupos de la UEFA Champions League, y los ingleses sólo se implicaron de verdad al final del encuentro. Hace dos semanas Eduardo marcó en el minuto 81 para derrotar ante el R. Standard de Liège, y Van Persie también tardó mucho en marcar en esta ocasión. Andrei Arshavin selló definitivamente la victoria a cuatro minutos del final tras un inteligente taconazo que sorprendió a Nikopolidis. El Arsenal se pone líder con tres puntos de ventaja en el Grupo H.

Inicio temeroso
El Arsenal comenzó el partido con mucha cautela y poco a poco empezó a probar a la defensa griega. En el minuto 14, llegó su primera ocasión tras un pase largo de Cesc Fàbregas hacia Gaël Clichy. El lateral francés apareció por la banda izquierda y su toque fue rematado de primeras por Arshavin obligando a una buena intervención de Nikopolidis. Fue una señal de lo que estaba por venir, pero la paciencia de los gunners terminó tornándose en impaciencia.

Presión del Arsenal
Fàbregas mandó un balón al travesaño y Tomáš Rosický tuvo otra buena ocasión que volvió a rechazar el portero griego, que demostró estar en buena forma ante otro remate del ruso Arshavin pocos minutos después. Los locales siguieron aumentando la presión sobre el arco rival, pero Fàbregas se equivocó en una nueva ocasión de los de Londres y volvió a toparse con Nikopolidis.

El momento de los griegos
Cuando todo parecía que iba en una sólo dirección, llegó el susto para el conjunto local. Vassilis Torosidis remató de cabeza y puso en apuros a Vito Mannone que tuvo que rechazar el esférico. Otra llegada de los griegos vino poco después del descanso cuando el ex del Aston Villa FC Olof Mellberg a punto estuvo de hacer subir el primero para su equipo pero esta vez fue la defensa del Arsenal la que se encargó de despejar la oportunidad del Olympiacos.

La ocasión de Van Persie
A pesar de las dos ocasiones del conjunto griego, los seguidores locales empezaron a animar a su equipo. Robin van Persie estuvo a punto de darles una alegría pero su disparo desde el borde del área lo atajó de nuevo el guardameta Nikopolidis, un imán para el balón. Thomas Vermaelen tampoco tuvo suerte en su remate de cabeza tras el lanzamiento de falta de Van Persie y el gol se resistía ante la presión del Olympiacos.

Mucho atacante
Arsène Wenger ya había visto suficiente y dio entrada a Eduardo por Rosický tratando de dar oxígeno al ataque del Arsenal. La buena defensa del Olympiacos se vino abajo cuando 13' después el técnico del conjunto de Londres puso en el campo a un delantero más: Carlos Vela. Tras sólo un minuto trascurrido, Van Persie abrió la lata con un disparo desde corta distancia que batió a Nikopolidis. El capitán del Arsenal Fabregas asistió a Arshavin para que redondeara la victoria.

Arriba