El Marsella festeja el 'festival de goles'

El talento combinado con el sacrificio fue la receta fundamental detrás del triunfo del conjunto galo por 6-1 sobre el Zürich en el Grupo C, según las palabras del influyente Fabrice Abriel.

Mamadou Niang (Olympique de Marseille)
Mamadou Niang (Olympique de Marseille) ©Getty Images

El talento combinado con el sacrificio fue la receta fundamental detrás de la victoria del Olympique de Marseille por 6-1 sobre el FC Zürich en el Grupo C de la UEFA Champions League, según las palabras del influyente lanzador de faltas del club francés, Fabrice Abriel.

Tantos de inicio
El equipo de Didier Deschamps vuelve a situarse a un punto de distancia de los líderes de grupo, AC Milan y Real Madrid CF, con su segunda victoria sobre sus rivales de Suiza en dos semanas. Fue Abriel el que empezó la fiesta con dos libres directos en los primeros once minutos, provocando un tanto en propia puerta de Silvan Aegerter en el 1-0 antes de anotar por sí mismo con una lanzamiento directo que superó a sus rivales. El Zürich recuperó la esperanza cuando el delantero francés Alexandre Alphonse logró el descuento en su regreso a su patria, pero Mamadou Niang aplacó los nervios del OM poco después del descanso, antes de que sus compañeros Hilton, Benoît Cheyrou y Brandão completaran una noche para recordar para los fieles del Stade Vélodrome en los últimos diez minutos de juego.

"Festival de goles"
"Queríamos poner mucha presión sobre ellos desde el principio, porque deseábamos demostrar rápidamente a nuestros aficionados que estábamos en el partido y que queríamos los tres puntos. Situamos una presión máxima sobre ellos a través de las jugadas a balón parado y de los balones en profundidad, y esto levantó a todo el equipo y nos dio más confianza. Después de eso, fue un festival de goles. A nivel personal, ha sido bonito comenzar el festival y haber marcado el ritmo", dijo Abriel, quien se ganó una plaza en el once inicial a partir de la lesión de tobillo sufrida por el fichaje estrella del club, Lucho González, durante el empate a uno del sábado contra el Toulouse FC.

Abundante calidad
Últimamente los goles no han llegado con facilidad, el Marsella desaprovechó muchas oportunidades en su partido del fin de semana a pesar de que el Toulouse se quedó con diez hombres en el minuto 8'. ''Sabíamos que había ciertas cosas que no habíamos hecho en los encuentros anteriores y necesitábamos que saliesen. Teníamos que dar más a nivel individual, correr y mostrar deseo de ganar. Contamos con la calidad suficiente en el equipo así que sólo tenemos que salir a por todas. Eso es lo que nos hacía falta y hoy lo hemos logrado'', explicó el centrocampista de 30 años.

"Posición privilegiada"
El triunfo se quedo cerca de la mayor goleada del Marsella en competición oficial, que fue el 6-0 que le endosó al PFC CSKSA Moskva en la Champions League de la edición 1992/93 que terminó alzando. Derrotó al Milan por 1-0 en la final, y el mismo resultado en San Siro, el 25 de noviembre, le colocaría en lo más alto del grupo. ''Estamos en una posición privilegiada y vamos a tratar de ir a Milán a por un resultado positivo, ya sea un empate o una victoria. Cualquiera sería bueno y después de eso tenemos que ganar al Madrid en casa. Los aficionados están con nosotros y necesitamos la misma atmósfera que hemos tenido hoy para ayudar a sacar adelante el encuentro contra el Madrid'', comentó Abriel, que llegó procedente del FC Lorient este verano.

Arriba