Alemania muestra su poderío

Alemania - República Checa 2-0
Dos goles en seis minutos de la primera mitad dieron a la subcampeona de la EURO '92 la victoria en su primer partido.

El alemán Fredi Bobic celebra su tanto ante la República Checa
El alemán Fredi Bobic celebra su tanto ante la República Checa ©Getty Images

Alemania justificó su tradicional condición de favorita del torneo con su completa victoria sobre un equipo checo del que no se esperó gran cosa, antes y después del partido.

Sobreponiéndose a la suspensión de Jürgen Klinsmann y a la prematura lesión de Jürgen Kohler, uno de los grandes marcadores, Alemania anotó dos goles casi idénticos que ejemplificaron el buen toque, la potencia y la confianza de su juego. Christian Ziege, un nuevo hallazgo en el lateral izquierdo, y Andreas Möller, una estrella consagrada, batieron a Kouba en sendas ocasiones por bajo y por su derecha desde fuera del área tras recibir una pared cuando apenas se llevaban 32 minutos del partido. El tanto del lateral, que puso muy cuesta arriba las opciones de los de Dušan Uhrin llegó poco antes, en el 26'.

La segunda parte fue más de contención por parte de una Alemania que aun así se seguía asomando por el área rival creando alguna ocasiones de peligro. Por su parte, Patrik Berger dio a los checos algo más de vitalidad, pero casi no fue capaz de cambiar el signo del partido.

Arriba