UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
A partir del 25 de enero UEFA.com ya no será compatible con Internet Explorer.
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Panenka hace historia

Al igual que en la semifinal ante la anfitriona Yugoslavia, la RFA remontó dos goles en contra para forzar la prórroga en esta trepidante final. En la tanda, el checo dejó un penalti memorable.

Los checos con el trofeo Henri Delaunay
Los checos con el trofeo Henri Delaunay ©empics

Checoslovaquia - República Federal de Alemania 2-2 t.p, Checoslovaquia gana 5-3 en los penaltis 
(Švehlík 8', Dobiaš 25'; Müller 28', Hölzenbein 89') 
Belgrado, 20 de junio de 1976

Al igual que en la semifinal ante la anfitriona Yugoslavia, la RFA remontó dos goles en contra para forzar la prórroga en esta trepidante final. Dieter y Bernd Hölzenbein, en el tiempo de descuento, neutralizaron los tantos de falta de Ján Švehlík y Karol Dobiaš.

Pero esta vez, Franz Beckenbuer y compañía no lograron marcar en la prórroga y por primera vez en un torneo internacional de este calibre se llegó a la tanda de penaltis en la final. Los siete primeros lanzadores lograron marcar, antes de que Uli Hoeness fallara el suyo. Antonín Panenka hizo historia con su lanzamiento desde los once metros.

El vigente campeón empezó mal el choque, y Berti Vogts mandó una pelota hacia su propia portería en el 8'. Koloman Gögh obligó a Sepp Meier a realizar una gran parada, pero el rechace le cayó a Zdeněk Nehoda, cuyo centro desde la derecha lo remató Švehlík al fondo de la red.

A pesar del contratiempo, la RFA parecía que se sobreponía, antes de que encajara otro gol tras una falta de Georg Schwarzenbeck sobre Gögh. La zaga alemana no acertó a despejar el lanzamiento de Marián Masny y Dobiaš batió a Meier.

Pero solo tres minutos después, los hombres de Helmut Schön, campeones de Europa y del mundo, se metieron en el partido gracias al tanto de Müller a pase de Rainer Bonhof. Beckenbauer empezó a realizar incursiones desde la zaga, y Alemania amenazaba con arrollar a su rival, que aguantó gracias a las intervenciones de un inspirado Ivo Viktor.

El meta de 34 años realizó numerosas intervenciones, despejando los intentos de Heinz Flohe y Bonhof. Pero cuando parecía que el partido concluiría así, Hölzenbein batió a Viktor con un cabezazo tras un córner botado por Bonhof. Se llegó a la prórroga, y luego a la tanda de penaltis.

Después de que Hoeness mandara el balón a las nubes en el cuarto lanzamiento de Alemania, era el turno de Panenka, que tenía la ocasión de dar el título a su país. Y lo hizo de manera sorprendente. Batió a Meier con un lanzamiento suave por el centro y a media altura, tras ver como el meta se tiraba hacia un lado. "Si se pudiese patentar, lo habría hecho", bromeó Panenka.

Qué pasó después
Checoslovaquia no logró clasificarse para la Copa Mundial de la FIFA 1978, pero acabó tercera en el Campeonato de Europa de la UEFA dos años después de eso, después de derrotar por 9-8 a Italia en la tanda de penaltis, donde Panenka ejecutó el suyo. Bajo las órdenes deJozef Vengloš alcanzaron los cuartos de final de la Copa Mundial de 1990, donde cayeron ante la eventual campeona RFA. En la EURO'96, ya como República Checa, cayó en la final ante Alemania, merced a un Gol de Oro de Oliver Bierhoff.

Anexo