Los discípulos de Terim invocan el espíritu de 2008

Turquía necesita ganar a la República Checa para tener opciones en el Grupo D, y su seleccionador tiene a varios exjugadores en su cuerpo técnico que pueden servir como fuente de inspiración.

Los discípulos de Terim invocan el espíritu de 2008
©Getty Images

Turquía no ha ganado ni ha marcado en lo que va de UEFA EURO 2016, pero aún tiene opciones de clasificarse en el Grupo D si gana el martes a la República Checa en Lens.

Tal vez Nihat Kahveci, Tuncay Şanlı y Tümer Metin, ahora ayudantes de Fatih Terim, puedan ayudarle a invocar al espíritu de 2008. Los tres jugaron en el torneo alpino y vivieron la memorable remontada turca ante los checos después de ir perdiendo por dos goles para acabar ganando 3-2 en la tercera jornada.

El capitán Nihat batió a Petr Čech dos veces en los últimos cuatro minutos en aquella memorable noche. Turquía selló su pase para octavos y acabaría llegando hasta semifinales. Tuncay, no contento con su buen papel en ataque, llegó a ponerse los guantes de portero para remplazar a Volkan Demirel, que fue expulsado en el tiempo de descuento con todas las sustituciones otomanas agotadas.

Ellos tienen el carácter que necesita la actual selección turca para salir adelante. "Siempre me ha gustado dar oportunidades a entrenadores jóvenes o a exjugadores en mi cuerpo técnico. Esta vez ha sido un poco sorprendente. Todos fueron mis jugadores, se merecen esto y ahora son mis compañeros", afirmó Terim.

Nihat, que marcó 76 goles en 195 partidos de Liga con la Real Sociedad y el Villarreal, acabó su exitosa carrera en 2011.

Tümer, que jugó para dos gigantes de Estambul como Beşiktaş y Fenerbahçe y para el Larissa en Grecia, ahora es también un reputado comentarista en Turquía.

Tuncay, que con 22 goles es el segundo máximo goleador de Turquía después de Hakan Şükür, pasó por la Premier League y la Bundesliga antes de jugar en la liga de India.

Terim habla sobre lo que el trío aportó al actual equipo: "Son muy importantes para comunicarse con los jugadores, ya que tienen una edad parecida. Para los futbolistas es más fácil entenderse con ellos".

"Siempre me ha gustado dar oportunidades a los más jóvenes y ahora le doy la oportunidad a los entrenadores jóvenes. Han aportado una energía y dinamismo diferente al equipo y estoy muy feliz por ello", añadió Terim.

El centrocampista Selçuk İnan está de acuerdo y apunta: "Son jugadores que tienen experiencia en este torneo. De hecho, han tenido mucho éxito. Afortunadamente nos han hablado sobre su experiencia. Ha sido muy importante para nosotros".

En Francia, Turquía tiene complicado emular lo que hicieron los héroes de 2008 pero si logra revertir la situación, Nihat, Tuncay y Tümer seguro que serán, en parte, los responsables.  

Arriba