El extraño y maravilloso mundo de las mascotas

UEFA.com hace un repaso a las anteriores mascotas del Campeonato de Europa, entre las que se incluyen, por ejemplo, a Pinocho y a unos misteriosos gemelos.

Desde que en la Copa Mundial de la FIFA Willie apareciera en 1966, las mascotas, desde grandes juguetes a híbridos de leones y diablos, han traído su alegría a los torneos de fútbol más importante de todo el planeta.

El Campeonato de Europa de Fútbol de la UEFA esperó hasta 1980 para mostrar sus mascotas, y ha habido alguna muy curiosa desde entonces hasta llegar a la de la UEFA EURO 2016, que fue revelada el martes. UEFA.com repasa las mascotas del pasado.

EURO '80, Italia: Pinocchio

©UEFA.com

Todo tiene un inicio. Nosotros, como cualquier otro niño que se precie, somos muy conscientes de los peligros de contar mentiras. Te crece la nariz como una zanahoria y puedes perder la vida como un juguete de madera que lucha por una infancia normal. Considerado como el libro más traducido sólo por detrás de la Biblia y el Corán en el momento del torneo, Pinocchio fue la plataforma perfecta para una mascota francamente aterradora con un sombrero. Por desgracia para los moralistas de todo el mundo, su mensaje apaciguador no fue augurio de lo que vendría.

EURO '84, Francia: Peno

Una mascota preparada para la acción, fue vestida con la elegancia de la escuela gala, con botas, balón y todos los accesorios. Desafortunadamente para Peno (llamado así por la palabra de la jerga francesa para decir penalti), su cola y cresta no le hicieron ningún favor. Al contrario que su predecesor, Peno marcó tendencias.

EURO '88, Alemania Federal: Berni

Si pocos se imaginaban a un conejo, menos aún a un conejo llamado Berni. "Un simpático y entusiasta aficionado al fútbol", según la Federación de Fútbol de Alemania (DFB), cuyo nombre procede de la ciudad de Berna, donde entonces estaba la sede de la UEFA y donde Alemania conquistó la final de la Copa Mundial de la FIFA de 1954. Ataviado no con una, sino con dos muñequeras, y una cinta para el palo, Berni disfruta con un balón en los pies. Por desgracia de todos nosotros, una campaña quiso revivirlo en 2006 a la Copa Mundial de la FIFA sin mucho éxito.

EURO '92, Suecia: Rabbit

©UEFA.com

En el cuarto lugar se encuentra uno de los talismanes del torneo más prestigioso del fútbol europeo. Suecia intentó crear algo imaginativo, algo divertido y original. Tuvo la ocasión de sacar un conejo de la chistera e hizo precisamente eso: inventarse un conejo llamado Rabbit (Conejo) vestido con una camiseta de Suecia. De repente, Berni se había convertido en una inspiración.

EURO '96, Inglaterra: Goaliath

Lejos de ser impresionante, al menos puso fin a la aparentemente excesiva cantidad de conejos. Treinta años después de que Willie iniciara el camino en la Copa Mundial con su apuesto chaleco Union Jack, Goaliath tenía un complicado reto por delante. Con tres leones en su camisa, Inglaterra difícilmente podría haber elegido otra mascota y, combinado con su elegante traje blanco y azul marino, Goaliath fue el gigante gentil que todos anhelamos después de Suecia.

UEFA EURO 2000, Holanda-Bélgica: Benelucky

Con 5.000 candidatos en donde elegir, los primeros co-anfitriones de la competición no tenían excusa para no poder encontrar una mascota. Nombrado en parte en honor a la unión entre Bélgica, Holanda y Luxemburgo, Benelucky también fue una combinación de 'bene' en latín y de 'luck' en inglés, lo que ofrecía vibraciones positivas para todas las naciones participantes. Pero las peculiaridades no se acababan ahí. Parte diablo por el apodo de 'Red Devils' del equipo belga, parte león en referencia al símbolo nacional del conjunto holandés, Benelucky fue un triunfo desde todos los puntos de vista.

UEFA EURO 2004, Portugal: Kinas

©UEFA.com

Muy cerca estuvo Portugal de convertirse en el primer país anfitrión desde Francia en recoger los máximos frutos en cuanto a la estricta finalidad de una mascota: traer buena suerte. La derrota a manos de Grecia en la final lo dejó a un paso a pesar de los esfuerzos de lo que fue, aparentemente, sólo un niño pequeño vestido con los colores de su equipo, cuyo nombre se deriva de un símbolo en el escudo de armas de Portugal. Sin embargo, Kinas era un chico con poderes especiales que jugó su mejor papel con algunas travesuras sobre el terreno de juego.

UEFA EURO 2008, Austria-Suiza: Trix y Flix

Dos veces presente y el doble de diversión. Trix y Flix, los misteriosos gemelos de los Alpes, deslumbrados y confundidos en la misma medida. Cada uno en representación de las naciones anfitrionas, el travieso dúo se aseguró incluso una banda sonora oficial. Su apoyo musical, 'Feel the Rush' de Shaggy, provocó sustos en abundancia y estableció el tono para un par de habituales de la fiesta tan fuera de ritmo que su imagen animada, a diferencia de cualquiera de sus predecesores, ni siquiera necesitó un balón de fútbol.

UEFA EURO 2012, Polonia-Ucrania: Slavek y Slavko

Siempre es importante que las autoridades locales y que las federaciones, como ha hecho el presidente de la Federación Polaca de Fútbol (PZPN) Grzegorz Lato, den la bienvenida a las mascotas Slavek y Slavko. "Me gusta especialmente su pelo, hace 40 años yo lo tenía así", declaró sobre las mascotas que lucen los colores de los dos países anfitriones. Los gemelos pudieron jugar un papel importante.

UEFA EURO 2016, Francia: Super Victor

Nunca un lanzamiento de falta desviado había sido tan productivo. Una falta fallida en un jardín generó a Super Victor, cuando en aquel momento Victor se encontró con una capa mágica, unas botas y un balón. De repente, él pudo volar de ciudad anfitriona a ciudad anfitriona, una superpotencia especialmente útil para una mascota de la EURO.

Arriba