Triunfo español con dos caras

Bielorrusia - España 0-1 Tras un buen primer tiempo que finalizó con el gol de Silva, España sufrió en el segundo donde Casillas se erigió en el salvador y Gorbunov evitó más goles españoles.

La actual bicampeona de Europa logró los tres puntos en Borisov gracias a un gol de David Silva antes del descanso.

David Silva, con su tercer gol en esta fase de clasificación, certificó antes del descanso un buen primer tiempo de España
Cuando peor estaba el combinado español al inicio del segundo tiempo, Iker Casillas evitó el empate
Mientras, su homólogo en la otra portería, Andrei Gorbunov, privó a los españoles de un resultado más holgado en los instantes finales
Con la victoria, España sigue segunda a tres puntos de Eslovaquia y aventaja en tres a Ucrania
Próximos partidos: Ucrania - Bielorrusia; España - Eslovaquia (5 de septiembre)

España cerró la temporada 2014/15 con un trabajado triunfo por 0-1 contra Bielorrusia en el Borisov Arena en un partido dentro del Grupo C de clasificación para la fase final de la UEFA EURO 2016.

Vicente del Bosque, seleccionador español, en su partido número 100 al frente del equipo español, pudo contar finalmente con Gerard Piqué en el centro de la defensa, mientras que en el medio campo Santi Cazorla fue de la partida e Isco Alarcón esperó su oportunidad desde el banquillo. Álvaro Morata, el punta.

Nada más comenzar el choque, la actual bicampeona de Europa disfrutó de una buena oportunidad en las botas de Pedro Rodríguez, que desde dentro del área remató pero se encontró con la rápida reacción del meta Andrei Gorbunov. Esta acción acrecentó el dominio español y Morata con un tiro cruzado tras un gran pase de Cesc Fàbregas pudo marcar. Poco después, le tocó el turno de nuevo a Pedro aunque Gorbunov atajó su tiro sin problemas. España se estaba mostrando muy activa durante los primeros compases del duelo.

En plena avalancha de España, en el 19' le tocó intentarlo a Sergio Ramos tras un córner, pero el remate de cabeza del defensa lo detuvo Gorbunov. Con mucha movilidad y rapidez en su juego, los españoles siguieron insistiendo ante una Bielorrusia que no daba señales de vida en ataque. Sobrepasada la primera media hora de juego, Jordi Alba de empalme tras un gran pase de Santi Cazorla estuvo cerca de sorprender al guardameta bielorruso. El remate de Alba se marchó por encima del larguero.

Y cuando parecía que el partido se iba a marchar al descanso con el resultado inicial, llegó el 0-1. Cesc envió al área bielorruso un saque de falta que no logró despejar el portero local y el balón le cayó en área pequeña a David Silva, que no perdonó e introdujo el cuero en el fondo de la portería. Gol psicológico para una España que estaba ofreciendo una buena cara en el primer tiempo.

La segunda parte no se pareció en nada el primer tiempo en su inicio. De hecho, Bielorrusia pudo empatar en el 49' cuando Sergei Kornilenko dispuso de un mano a mano ante Iker Casillas, pero el santo de la selección evitó la igualada. España, que estaba pasando muchos apuros, trató de responder por medio de un tiro de Morata que no puso en problemas a Gorbunov.

A pesar de esta acción, España no terminó de reaccionar y en el minuto 62 de nuevo tuvo que intervenir Casillas para despejar con una gran estirada un potente disparo de Ivan Maevski. Diez minutos después, el combinado nacional pudo matar el choque con dos disparos, uno de Silva y otro de Cazorla, pero en ambas ocasiones, el portero Gorbunov hizo grandes paradas.

Con el paso de los minutos y el cansancio haciendo acto de presencia, Bielorrusia bajó en sus prestaciones ofensivas y ello lo aprovechó España para tener el balón en su poder. De hecho, en el 84', una gran jugada entre Vitolo y Silva acabó con un remate del jugador del Manchester City FC desde dentro del área que una vez más Gorbunov desbarató. Aún dispuso Morata de otra gran oportunidad para marcar antes del final del choque, aunque una vez más, la figura del partido, Gorbunov, evitó el gol.

Arriba