Diez grandes momentos de la EURO: la volea de Van Basten

A ocho días del comienzo: Quizás el gol más emblemático de la historia del Campeonato de Europa de la UEFA, la volea de Van Basten en la final de 1988 fue sencillamente brillante.

La volea de Marco van Basten en la final de 1988 es inolvidable
La volea de Marco van Basten en la final de 1988 es inolvidable ©Getty Images

El partido: URSS - Holanda 0-2, final de 1988
El día: 25 de junio 1988
El escenario: Olympiastadion, Múnich
El protagonista: Marco van Basten

¿Qué lo hizo tan especial?
Pocos jugadores tienen la habilidad necesaria para hacer lo que Marco van Basten hizo ante la URSS en 1988. Y menos aun los que son capaces de hacerlo en la final. En el banquillo en la derrota de Holanda en el primer partido ante el mismo rival, el delantero respondió con un 'hat-trick' ante Inglaterra y con el tanto de la victoria en las semifinales ante la anfitriona República Federal de Alemania.

Pero su genialidad llegó en el minuto 54 de la gran final, cuando tras conectar un centro de Arnold Mühren se sacó una potente volea prácticamente sin angulo que entró ajustada a la escuadra derecha. Absolutamente impresionante.

¿Qué significó?
Para Holanda, que ganaba 1-0 gracias al tanto de Ruud Gullit, ese gol selló el trato, asegurando su primer gran título. Después de las derrotas en la final de la Copa Mundial de la FIFA de 1974 y 1978, Holanda finalmente levantó un trofeo. Rinus Michels y sus hombres fueron recibidos como héroes, haciendo un recorrido en barco por los canales de Ámsterdam.

La masterclass de Van Basten y Gullit
La masterclass de Van Basten y Gullit

Cómo lo recuerda Van Basten…
"Era la segunda parte y estaba un poco cansado. El balón me llegó de las botas de Arnold Mühren y pensé: 'Bien, puedo pararlo y hacer algo con todos estos defensas o puedo hacerlo más fácil y arriesgarme a chutar'. Tienes que tener mucha suerte con un disparo como ese… Todo fue bien. Pero cuando empezaron las celebraciones yo no sabía muy bien lo que había hecho… Se puede ver en mi reacción, me preguntana: '¿Qué está pasando?'".

Ruud Gullit, capitán de Holanda
"Si lo volviera a intentar un millón de veces, jamás volvería a marcar un gol así".

Jan Wouters, centrocampista de Holanda
"Cuando lo estábamos celebrando le pregunté: '¿Cómo has podido chutar desde allí?' Y me contestó: 'No lo sé'".

¿Qué dijeron los periódicos?
"Arnold Mühren se sacó un gran centro desde 40 metros que llegó a Van Basten y lo intentó de volea. Imparable para un sorprendido Rinat Dassaev, el balón acabó en el fondo de la portería. Había llegado el gol más bonito de la EURO". De Telegraaf

Los mejores goles de la EURO 1988
Los mejores goles de la EURO 1988


Arriba