Éder mete a Italia en octavos

Italia - Suecia 1-0 El delantero del Inter apareció en el minuto 87 para sacarse un derechazo impecable que permite a los de Conte sellar su clasificación.

Watch Éder's superb solo strike in Toulouse.
  • Italia se mete en octavos con su segunda victoria en el Grupo E
  • Éder marcó la diferencia con un golazo a tres minutos del final
  • Suecia se queda en una situación compleja con un punto sumado de seis posibles
  • Últimos partidos del Grupo E, 22 de junio: Italia – República de Irlanda, Suecia – Bélgica
  • Toda la previa, el minuto a minuto y las reacciones en UEFA.com

Victoria por 1-0 de Italia ante Suecia en el Grupo E en un partido muy gris que decidió Éder Martins con un soberbio derechazo en el minuto 87.

Con ritmo arrancó el partido en Toulouse, sobre todo por parte de Suecia. Italia salió algo más contemplativa y con la intención de abrir muchísimo el campo con Alessandro Florenzi, que entro por Matteo Darmian, y Antonio Candreva jugando prácticamente sobre las líneas de cal de los costados del campo.

El combinado de Erik Hamrén quería llevar el peso del choque, aunque no descartaba el juego directo al encontrarse con las bien cerradas líneas italianas. A balón parado quiso amenazar a la selección transalpina, pero la selección de Antonio Conte no sufría ante las tímidas embestidas suecas.

A la media hora llegó el partido con mucho balón en el centro del campo y pocas llegadas a las áreas. Zlatan Ibrahimović pedía mucho el balón en el área rival pero sus compañeros solo le buscaban con balones largos más fáciles para la zaga italiana que para el espigado ariete sueco.

Ya metidos en la segunda parte, Italia arrancó con una ocasión de Graziano Pellè tras un buen pase en profundidad de Marco Parolo. La ocasión animó a los transalpinos, que adelantaron unos metros sus líneas para intentar hacer más daño a la defensa sueca. Pero ninguno de los dos equipos quería despistarse ni cometer errores y la concentración de ambos conjuntos dejaba poco espacio a lo inesperado.

Con los minutos pasando el cansancio fue haciendo acto de presencia y los cambios se fueron sucediendo. El miedo a la derrota era mayor que la ambición por la victoria, sobre todo del lado italiano, y Conte reforzó más al equipo en el centro del campo con la entrada de Thiago Motta por un amonestado Daniele De Rossi.

Sin embargo, el blindaje italiano no evitó que Parolo disfrutase de una ocasión de oro con un remate al larguero de cabeza tras un buen centro de Emanuele Giaccherini a ocho minutos del final. Aunque no iba a ser la mejor ni la definitiva.

En el minuto 87 Éder apareció para desde la frontal batir con un derechazo a Isaksson y dar los tres puntos a Italia en un partido típico de la escuela azzurra. Gran defensa, estocada en los últimos minutos y pase a octavos.

Jugador del Partido: Éder
El ariete del Inter estuvo 87 minutos por debajo del radar para aparecer cuando más lo necesitaba su selección. Cogió el balón en la frontal, se fue de dos defensas suecos y con un potente derechazo dejó sin opciones al portero sueco.

Aspecto clave
El miedo a perder se impuso al deseo de ganar en Toulouse. Ambas selecciones querían llegar con opciones a la última jornada de la fase de grupos y no arriesgaron. Solamente un destello de Éder a tres minutos del final pudo marcar la diferencia.

Arriba