Reflexiones sobre el final de una era

Siempre presente durante el reinado de España, Graham Hunter recuerda y conmemora una de las grandes décadas doradas del fútbol.

Sergio Ramos tras el final del partido
Sergio Ramos tras el final del partido ©AFP/Getty Images

Antes del tributo al campeón saliente, unos detalles sobre su verdugo.

Simplemente tenía que ser Italia. Cuando España decidió en 2008 que estaba lista para ganar y volver a ganar sabía que tenía que vencer a Italia para demostrarse a sí misma que el momento de oro había llegado.

Ahora que termina su reinado, sin juego y sin funcionamiento, el ciclo del fútbol exigía que debía ser Italia la que destronase a España.

Giorgio Chiellini afirmó a UEFA.com, de forma muy emocionada, que después de tantos tropiezos y decepciones a manos de España, su carrera no podía terminar sin tener algún tipo de revancha.

Y es por ello que, en mi opinión, España puede sentir mucha satisfacción y una gran alegría tras haberse coronado de forma consecutiva como campeona de Europa, campeona del Mundo y otra vez campeona de Europa entre 2008 y 2012.

En Italia se inspiraron en unas grandes ganas de superarse, de vencer a España, de hacer un esfuerzo adicional, de entrenamientos súper exigentes en esta EURO y de preparar hasta el último detalle táctico.

España, durante sus ocho años como reina y campeona de Europa, ha generado muchas respuestas en el fútbol y muchas de ellas han sido positivas.

No sólo han hablado sobre el fútbol inteligente, táctico y creativo, que es muy agradable de ver. Si no que han podido demostrar que se puede hacer ese tipo de fútbol y convertirse en ganador.

Y hacerlo independientemente de si tienes la complexión de Xavi Hernández, Andrés Iniesta y David Silva; o la de Fernando Torres, Gerard Piqué y Sergio Ramos.

Muchos niños crecieron durante el reinado de España pensando de una forma diferente sobre ellos y cómo podían controlar y utilizar el fútbol, sin que el tamaño físico les impidiese brillar. Eso ha sido muy saludable para otros futbolistas y entrenadores alrededor del mundo. Un verdadero legado de campeón.

En el día que la era dorada llegó a su final, cuando el fútbol excelso de España generó la portada 'Ya no somos los mejores', David de Gea e Iniesta hablaron sobre Italia y de cómo España había perdido ante una selección mejor. La campeona siempre ha desplegado elegancia a lo largo de los años. Humildad en la victoria y aceptación en la derrota.

Los valores primero, tanto deportivos como humanos.

Y dado que habrá una gran investigación debido a que España no está acostumbrada a abandonar pronto los torneos, hay algunas discusiones sobre "lo que salió mal" en lugar de lo que "sigue siendo bueno".

También, tras la eliminación, es más que probable el adiós del marqués Vicente del Bosque, uno de los verdaderos caballeros del fútbol.

Hay jugadores con juventud, con carácter y con ganas de cara a los próximos meses y años y es hora de que demuestren todo lo que han aprendido de los maestros como Carles Puyol, Joan Capdevila, Xavi, Xabi Alonso, Fernando Torres, Marcos Senna y David Villa. Los hombres que crearon una de las mejores épocas doradas del fútbol. Fue muy divertido verles brillar. 

 

Arriba