La trayectoria de Alemania en semifinales

La selección germana ha logrado seis victorias en ocho semifinales de la EURO, y ahora intentará superar en dicha ronda a Francia, a la cual ha derrotado en cuatro ocasiones en esta fase.

Jürgen Klinsmann es felicitado por Thomas Hässler en 1992
Jürgen Klinsmann es felicitado por Thomas Hässler en 1992 ©Getty Images

1972: Bélgica - República Federal de Alemania 1-2 (Polleunis 83'; G Müller 24', 71')
Después de no clasificarse en su primer intento en 1968, la República Federal de Alemania lograría su primer título como debutante cuatro años después gracias al depredador Gerd Müller. Bélgica estaba tratando de emular a Italia y España en el hecho de ganar el título en casa, pero se vieron sorprendidos por 'Der Bomber' en Deurne. Günter Netzer fue el hombre que se encargó de asistir al goleador alemán en cada parte del partido. Aunque Odilon Polleunis adelantó a los belgas, los hombres de Helmut Schön alcanzaron la final, donde Müller volvió a hacer dos goles en el triunfo por 3-0 ante la Unión Soviética.

1976: Yugoslavia - República Federal de Alemania 2-4 (Popivoda 19', Džajić 30'; Flohe 64', D Müller 82' 115' 119')
Los actuales campeones parecían destinados a hacer las maletas en Belgrado hasta que Schön hizo varios cambios que resultaron clave. Danilo Popivoda y Dragan Džajić pusieron por delante a los anfitriones con un 2-0 en el marcador, pero todo cambió cuando Heinz Flohe acortó distancias ya en la segunda parte. El empate llegó por medio de un cambio de Schön, y es que en su partido como debutante, Diete Müller empató a 11 minutos del final. Dicho jugador volvió a marcar en la prórroga y cuando ésta estaba llegando a su final, completó su hat-trick.

1988: República Federal de Alemania - Holanda 1-2 (Matthäus 55'pti; R Koeman 74'pti, Van Basten 88')
Campeón en 1980, cuando el ganador de grupo accedía directamente a la final, la República Federal de Alemania tuvo que esperar 12 años para volver a unas semifinales, pero cayó frente a otra selección clásica. Jugando en Hamburgo como local, el combinado teutón se puso por delante gracias a un penalti anotado por Lothar Matthäus en la segunda mitad. Sin embargo, sus vecinos dieron la vuelta al marcador gracias a un libre directo de Ronald Koeman y el tanto de la victoria fue obra de Marco van Basten a dos minutos del final.

1992: Suecia - Alemania 2-3 (Brolin 64'pti, Andersson 89'; Hässler 11', Riedle 59' 88')
Tras perder como local en las semifinales de 1988, Alemania volvió a su hábito de superar a la selección anfitriona cuando rompió el sueño de Suecia en Solna cuatro años después. Un perfecto libre directo tempranero de Thomas Hässler precedió al doblete de Karl-Heinz Riedle, aunque las dianas de Thomas Brolin de penalti y Kenneth Andersson pusieron a los escandinavos a un gol del empate, pero los de Berti Vogts lograron el billete a la final ante una posible final nórdica ya que Dinamarca esperaba para disputar el título.

1996: Alemania - Inglaterra 1-1 (tras prórroga; Alemania ganó 6-5 en los penaltis) (Kuntz 16'; Shearer 3')
Inglaterra fue la siguiente selección anfitriona en caer ante Alemania, pese a que el máximo goleador del torneo Alan Shearer adelantó a Inglaterra a la salida de un córner. Stefan Kuntz no falló tras un centro de Thomas Helmer y el disputado encuentro en Wembley se fue a la prórroga. Ahí los Three Lions estuvieron muy cerca de lograr el gol de oro por mediación de Darren Anderton y Paul Gascoigne, pero fue Andreas Möller dio el golpe decisivo.

2008: Alemania – Turquía 3-2 (Schweinsteiger 26', Klose 79', Lahm 90'; Uğur Boral 22' Semih Şentürk 86')
Tras convertirse en una experta en macar goles en el tramo final del torneo de Austria y Suiza, Turquía finalmente probó de su propia medicina tras un apasionante partido en Basilea. Sin algunos de sus jugadores clave, el combinado otomano se puso por delante por mediación de Uğur Boral, aunque Bastian Schweinsteiger no tardó en empatar y a falta de once minutos para el final Miroslav Klose colocó a Alemania por delante. Turquía, por supuesto, respondió y marcó el 2-2 pero la última palabra la tuvo Philipp Lahm, logrando el 3-2 que sería definitivo en el minuto 90.

2012: Alemania – Italia 1-2 (Özil 90'+2 pti.; Balotelli 20' 36')
Italia demostró ser una vez la bestia negra de Alemania, evitando así que se repitiera la final de 2008. El combinado azurro neutralizó el enfoque dinámico de su rival mientras que Mario Balotelli fue clave en el otro extremo del campo, superando en dos ocasiones a Manuel Neuer en el partido disputado en Varsovia. Mesut Özil marcó desde el punto de penalti pero Alemania perdió por octava ocasión en partido oficial ante Italia, una racha que llegó a su fin tras el triunfo de Alemania en los cuartos de final de la UEFA EURO 2016.

Arriba