Allofs y Battiston analizan su semifinal

Ex compañeros en el Burdeos, los campeones de la EURO en 1980 y 1984 con Alemania y Francia respectivamente, debaten sobre el partidazo del jueves en Marsella.

Patrick Battiston (derecha) junto a Karl-Heinz Rummenigge en la semifinal del Mundial de 1986
Patrick Battiston (derecha) junto a Karl-Heinz Rummenigge en la semifinal del Mundial de 1986 ©Bob Thomas/Getty Images

EURO2016.com: ¿Qué espera del partido en el Stade Vélodrome?

Klaus Allofs: Siempre es especial cuando juegas contra los anfitriones. Ciertamente no es una tarea sencilla. A parte de eso, Francia estará muy confiada tras su victoria contra Islandia. No obstante, estoy confiado en que nuestros muchachos puedan pasar ya que han sido la mejor selección hasta el momento. La única cuestión es saber cómo nos afecta la baja de jugadores que tenemos.

Patrick Battiston: Ambos equipos van a dejar pocos espacios. Este partido se va parecer más al Alemania - Italia que al Francia - Islandia. Aunque será un encuentro muy equilibrado, creo que Francia tiene una gran oportunidad para batir a Alemania.

EURO2016.com: ¿Cuáles son sus recuerdos de cuando ambos estaban en el Burdeos en la temporada 1989/90?

Allofs: Patrick Battiston era el capitán por entonces y fue una de las razones por las que todo me fue más fácil. Puedo recordar lo rápido que estuvo para ayudarme a buscar un piso. A parte de todo eso, había una gran sentimiento de amistad y el equipo tuvo algunos de los mejores jugadores, especialmente Patrick. Fue muy divertido jugar con él.

Battiston: Recuerdo que Allofs era un hombre increíble y un jugador de gran calidad. Era muy buena persona. Hicimos cosas fantásticas en Burdeos. Esto fue realmente extraordinario.

EURO2016.com: ¿Qué es lo que más le ha impresionado de Alemania?

Allofs: Como parte del equipo técnico del Wolfsburgo, tengo que hablar de Julian Draxler. Tal vez no sea nada imparcial, pero Julian ciertamente ha cumplido nuestras expectativas. Quizás sea la sorpresa de esta Alemania.

Battiston: Sabemos que tienen grandes cualidades. Neuer, Hummels y Gomez, que ha modificado el estilo de juego de Alemania cuando volvió al equipo. También me gustaría destacar a Joshua Kimmich. Estaba jugando en la segunda división alemana en 2015 y antes de este año en tercera. Ha mejorado mucho en el Bayern y se ha confirmado en la selección nacional.

EURO2016.com: Y en el caso de Francia, ¿a qué jugador francés le gustaría tener en la selección alemana, Klaus?

Allofs: Tendría que ser Antoine Griezmann, que marca goles. Sin embargo no es el delantero que necesita Alemania como alternativa a Mario Gomez. Tenemos varios jugadores buenos en la posición de Griezmann. Alguno como Giroud podría jugar arriba, y luego hay una amenaza constate como Payet y por supuesto Pogba.

Battiston: Olivier Giroud, está jugando realmente bien. Me gusta también Moussa Sissoko. Además otros jugadores han demostrado su valía, como Dimitri Payet. Pero por encima de todo destaco al equipo, que ha mejorado mucho y todos los jugadores han contribuido a ello.

EURO2016.com: ¿Un recuerdo inolvidable de 1984, Patrick?

Battiston: Hay muchos. El partido contra Bélgica (que Francia ganó 5-0 en la fase de grupos). Teníamos una falta. No había duda de quien la iba a tirar. Michel Platini puso el balón en el suelo. Yo estaba a su lado por si quería que se la tocase para disparar desde una posición mejor. No dijo nada. La iba a poner en la escuadra. Fue a sacar y… me la pasó. Una sorpresa total. Di un paso y la pegue estrellándola en el larguero. Él siguió la jugada y marcó de cabeza. Alucinante.

EURO2016.com: Klaus, ¿cuáles fueron las claves en el triunfo de Alemania por 2-0 ante una Francia en la que estaba Battiston en la Copa Mundial de la FIFA de 1986?

Allofs: Sin querer amontonar muchos elogios en nosotros, simplemente fuimos el mejor equipo ese día. El primer gol llegó de falta de Andreas Brehme, y el segundo lo recuerdo muy bien. Fue un contragolpe. Pasé la pelota a Rudi Völler, que afrontó al portero por sí mismo.

Teníamos un muy buen equipo. No es que los franceses no lo tuvieran, pero estábamos en muy buena forma física pese a que el clima influía en el Mundial. Nos adaptamos a las condiciones bien o quizás se podría decir que nuestros rivales no lo hicieron.

Arriba