Fernando Santos lleva a Portugal a la gloria

Nuestro corresponsal Joe Walker analiza las claves del triunfo luso en esta EURO 2016: el papel de su seleccionador, la presencia de un Pepe imperial etc.

©AFP/Getty Images

Fernando Santos llegó a Francia con un plan: ganar la UEFA EURO 2016. Pocos lo creían posible, pero según fue avanzando rondas eliminatorias fue afinando sus tácticas hasta que Portugal logró sorprender a Francia para llevarse la gloria. Así es como lo hizo…

La presencia de Pepe
La noche comenzó con buenas noticias. El central Pepe se había recuperado tras perder la victoria sobre Gales y Santos no dudó ni un segundo a la hora de devolverle al once. Su recompensa fue una actuación imperial de uno de los mejores jugadores de Portugal en el torneo, aunque se ha llevado muy pocos titulares. Su presencia junto a José Fonte frenó a Olivier Giroud y Antoine Griezmann. Un despeje de cabeza fantástico en los últimos momentos de la prórroga resumió su fantástico papel.

Mantener la calma tras perder a Ronaldo
Las cosas se pusieron feas cuando Cristiano Ronaldo tuvo que dejar el campo en camilla tras una entrada de Dimitri Payet, pero Santos se aseguró de que la ausencia de su jugador más importante no afectara a la mentalidad lusa. El mensaje fue: nada de pánico. Sacar a Ricardo Quaresma mantuvo su 4-4-2 con rombo, y mantuvo su plan de partido. Todos los jugadores debían seguir con su trabajo, aunque algo más duro sin la presencia del capitán.

Ahogando el centro del campo
Puede que el fútbol de Portugal no sea el más vistoso, pero todo el mundo tiene un rol específico y tienen un plan muy claro. El regreso de William Carvalho fue un movimiento audaz tras la actuación de Danilo ante Gales, pero el jugador del Sporting fue clave ante Francia. Por delante de la defensa de cuatro, siempre estuvo disponible y pidiendo la pelota. Además, se esforzó en defensa manteniendo a raya a Blaise Matuidi y Paul Pogba.

El incansable Adrien Silva, que entró en el equipo ante Croacia después de no ser titular en ningún partido de la fase de grupos y con único objetivo de ahogar a Luka Modrić, fue otro fijo junto con Carvalho. Todo esto demuestra cómo las decisiones tácticas de Santos decantaron la final y todo el torneo.

Cambio táctico
Con Portugal deteniendo a Francia pero con problemas para generar juego ofensivo, Santos agitó un poco las cosas sobre el césped. Tras apostar siempre por el 4-4-2 sin renunciar a su idea y con João Moutinho sobre el césped, Santos dio entrada a Éder y cambio el esquema al 4-3-3. Fue un gran movimiento por parte del seleccionador el de quitar a Renato Sanches y cambiar la formación, ya que eso cambió la dinámica del partido en favor de Portugal. La decisión de mover a Nani y a Ricardo Quaresma hacia las bandas les permitió hacer un juego un poco más natural y lucieron mucho más cómodos en su nueva demarcación.

Dar entrada a Éder 
Tras ser muy poco utilizado por Santos en la UEFA EURO 2016, el delantero estuvo brillante tras ingresar al campo en el 79'. Ofreció una referencia en ataque y una salida en los balones en largo. Portugal había tenido problemas en mantener el balón y con la entrada de Éder, prácticamente regresando al fútbol de antaño con un '9' típico, Santos dio a su combinado una referencia en ataque que inquietó a la zaga de Francia. Fue un incordio para la defensa de Francia desde que ingresó y la forma en la que desplazó a Laurent Koscielny antes de marcar el gol de la victoria fue un detalle del juego requerido por un delantero en épocas pasadas. 

Arriba