La página web oficial del fútbol europeo

La evolución del fútbol

Cada Eurocopa de la UEFA tiene sus características tácticas y la UEFA EURO 2012 aportará las últimas novedades en este aspecto.
La evolución del fútbol
España celebra su título en 2008 ©Getty Images

La evolución del fútbol

Cada Eurocopa de la UEFA tiene sus características tácticas y la UEFA EURO 2012 aportará las últimas novedades en este aspecto.

Cada Campeonato de Europa de la UEFA deja sus detalles tácticos. La UEFA EURO 2012 de este verano nos dejará muchos aspectos del fútbol moderno que desplegarán las diversas selecciones en esta cita.

En los comienzos de la EURO, en los años 60, se utilizaba un sistema de 2-3-5. Se jugaba con dos defensas, dos alas, un centrocampista organizador, dos extremos, dos delanteros un poco más atrasados y un delantero centro. Este sistema provocaba sofisticadas técnicas y se inventaban nuevas filosofías defensivas. Se ha pasado de tener como objetivo principal marcar goles a un no recibirlos. Los nuevos sistemas, 4-3-3, 4-4-2 o el 4-2-4 se instauraron en el fútbol para darle mayor rapidez al juego.

Las posiciones de los jugadores también han cambiado. La Italia ganadora de 1968 no sólo tenía una sólida defensa y un buen ataque, sino que su defensa central tenía roles ofensivos, siendo Giacinto Facchetti un claro ejemplo. Günter Netzer fue uno de los primeros organizadores de juego que empezaron a ponerse de moda, gracias a este jugador de la Alemania Federal campeona en 1972. Ya no sólo los delanteros podían ver puerta, puesto que otros futbolistas empezaban a asumir ciertas responsabilidades como lanzar las faltas. Ya en 1984, un centrocampista, Michel Platini, lideró la tabla de goleadores, con nueve dianas en cinco encuentros.

En los años 70, nació la figura del 'líbero', esa posición que da una gran libertad de movimientos a un defensa. El ejemplo más claro es el de Franz Beckenbauer, capitán de Alemania Federal en 1972, que no sólo se mostraba expeditivo en labores defensivas, sino que sacaba el cuero con elegancia y con mucha clase a jugadores de posiciones más adelantadas.

Con el paso de los años, el juego, en cuanto al aspecto técnico se refiere, empezó a sofisticarse, siendo las defensas una parte muy importante de cada equipo. El desarrollo del fútbol es vigilado muy de cerca por el Grupo de Estudios Técnicos de la UEFA, compuesto por entrenadores y expertos técnicos, que cada cuatro años estudian las evoluciones tácticas.

En la EURO '96 en Inglaterra predominó la fuerza del colectivo. Las defensas eras casi impenetrables y se jugaba con un centro del campo muy defensivo, siendo el sistema 3-5-2. Apenas se contaba con la figura del extremo, cuyas labores las desepeñaban los centrocampistas o incluso los laterales. Se jugaba mucho a la contra, sobre todo las selecciones con delanteros rápidos y habilidosos. Tras cambiar la reglamentación en cuanto a la cesión al portero, los guardametas tuvieron que mejorar mucho su toque de balón.

En Holanda y en Bélgica en el 2000 se puso de moda el sistema conocido como 'diamante', formado por un centrocampista defensivo, otros dos jugadores más en la media y un media punta por detrás de los delanteros, aunque normalmente se jugaba con tan sólo uno. Los centrocampistas se volvieron más polivalentes al tener que desempeñar labores tanto defensivas como ofensivas.

En 2004, la habilidad y la rapidez fueron fundamentales. Se jugó más rápido que nunca. Los fuertes bloques defensivos provocaron que los rivales utilizaran las contras como arma clave. La combinación y la buena circulación del cuero se vio en algunos sistemas de juego, al igual que el resurgir de los extremos. La gran disciplina táctica, la organización y el espíritu de Grecia fueron las claves para que los helenos se proclamaran campeones.

Los informes sobre la muerte del juego combinativo y de creación y circulación de balón resultó enormemente prematuro. Cuatro años más tarde llegó España en Austria y Suiza con un centro del campo decididamente ligero en torno a Xavi Hernández, Andrés Iniesta y el blindaje de Marcos Senna, todos más bajos de 1,77 metros. En ningún momento jugadores más físicos pudieron con ellos: el tiki-taka se impuso.

Se perfeccionó el arte en los siguientes cuatro años hasta tal punto que cuando David Villa fue descartado para la UEFA EURO 2012 España optó por jugar sin un delantero centro puro. En su lugar, se benefició de un falso nueve, un jugador que se desenvuelve en la punta pero mucho más móvil, arrastrando a los defensores de la posición y creando espacios para sus compañeros de equipo. En el ataque se convirtió su 4-3-3 en un 3-4-3 con el mediocentro dejándose caer en la defensa y los laterales subiendo al ataque. Los rivales no pudieron hacer nada ante este sistema, que además, les desarbolaba.

La evolución del juego nunca se detiene. ¿Qué podemos esperar en Francia en la UEFA EURO 2016?

Última actualización: 10/10/13 14.03HEC

https://es.uefa.com/uefaeuro/history/background/the-evolution-of-football/index.html