UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

¿Cómo se sienten los aficionados alemanes al enfrentarse a Inglaterra?

Alemania se ha convertido en la némesis futbolística de Inglaterra, pero ¿cómo se ve el partido del martes desde la perspectiva alemana?

Alan Shearer marca contra Alemania en la semifinal de la EURO 96
Alan Shearer marca contra Alemania en la semifinal de la EURO 96 Hulton Archive

Mientras estudiaba la relación futbolística entre Inglaterra y Alemania antes de la eliminatoria de octavos de final del martes en Wembley, mi editor de EURO2020.com me recordó esta famosa frase del delantero inglés reconvertido en locutor Gary Lineker: "El fútbol es un juego sencillo. 22 hombres persiguen el balón durante 90 minutos y al final los alemanes ganan".

Un "clásico" anglo-alemán en Wembley es una gran cita, pero la frase de Lineker representa bien la diferencia que existe entre los dos países en encuentros pasados. Los aficionados alemanes conocen el fatídico proverbio de Lineker y el hecho de que se haya difundido tanto significa que todavía tiene cierta vigencia. Sin embargo, lo cierto es que Inglaterra no ocupa un lugar tan importante en la historia alemana como el conjunto alemán en la mente de los aficionados ingleses.

Resumen de la EURO 96: Alemania - Inglaterra
Resumen de la EURO 96: Alemania - Inglaterra

No me malinterpreten: un partido con Inglaterra es siempre un encuentro enorme y la emoción en torno al encuentro del martes está muy por encima de la media. Sin embargo, creo que una derrota dramática siempre cala más hondo en la mente de un país que una victoria brillante, y echando la vista atrás, no creo que Alemania haya perdido un partido realmente importante contra Inglaterra desde la final de la Copa Mundial de la FIFA de 1966. Tras haber ganado tres Copas del Mundo y tres EURO desde entonces, creo que lo hemos superado.

Los aficionados ingleses podrían remontar esa animadversión contra Alemania a las derrotas en la tanda de penaltis de las semifinales de la Copa del Mundo de 1990 y de la EURO de 1996, además de la victoria alemana por 4-1 contra Inglaterra en los octavos de final del Mundial de 2010, una cicatriz adicional en la conciencia futbolística inglesa. La selección alemana es vista como el "equipo de la bolsa" de Inglaterra, mientras que para Alemania siempre fue Italia, al menos hasta que ganamos a los italianos en penaltis de los cuartos de final de la EURO 2016.

Sin embargo, aunque la rivalidad entre Inglaterra y Alemania es algo unilateral, el hecho de jugar en Wembley sigue siendo un acontecimiento muy importante, ya que el césped es tan sagrado para los futbolistas alemanes como para los ingleses. El ex portero de la selección alemana, Andreas Köpke, dijo recientemente: "Se han disputado muchos partidos de fútbol importantes y han ocurrido muchas cosas extraordinarias. Si eres futbolista, es imposible que no veas Wembley como un lugar especial".

EURO 2000: Inglaterra - Alemania 1-0
EURO 2000: Inglaterra - Alemania 1-0

Joshua Kimmich, que sólo tenía un año cuando Köpke detuvo el penalti de Gareth Southgate en la semifinal de la EURO de 1996, siente sin duda la misma ilusión por visitar la "Casa del Fútbol". "¡Impresionante!", dijo tras conocer el destino de su equipo en los octavos de final. "No hay nada mejor que eso, estamos entusiasmados. Hay mucho margen de mejora para nosotros y lo demostraremos contra Inglaterra".

Mientras tanto, un consejo en torno a esa cita de Lineker. Lo de "perseguir un balón durante 90 minutos" podría ser el punto en el que Inglaterra se ha equivocado. Más que "perseguir", son los rivales los que se sienten en inferioridad y absorber la presión que parecen causarle más dolores de cabeza que este equipo alemán. Sin complejos, sin animosidad: que gane el mejor equipo.

Descarga la app de la EURO 2020