Derrota sin consecuencias para el Sevilla