Confianza en pasar la eliminatoria

Partizán y CSKA albergan esperanzas de estar entre los ocho finalistas de la Copa de la UEFA tras el empate de la ida.

El PFC CSKA Moskva, gracias a un precioso tanto de Evgeni Aldonin, logró el pasado jueves ante el FK Partizán un valioso empate a uno en el partido de ida de los octavos de final de la Copa de la UEFA disputado en Belgrado. El equipo ruso abrió el marcador en el minuto 17 por mediación de Aldonin. La victoria estuvo a punto de producirse de no ser por el gol de penalti anotado por el local Ivan Tomic cuando sólo restaban siete minutos para el final del choque.

El CSKA, en la anterior ronda, también lograba fuera de casa el mismo resultado (1-1) en la eliminatoria que le enfrentó con el SL Benfica, al que eliminó por un global de 3-1 tras vencer los moscovitas en Rusia por 2-0. El Partizán también empató el primer partido de dieciseisavos de final ante el FC Dnipro Dnipropetrovsk, en esta ocasión, en su propio terreno de juego, antes de que Miroslav Radovic anotara en Ucrania el único gol con el que los serbios accedían a la siguiente ronda. Ellos querrán, obviamente, repetir ese resultado el jueves en Moscú.

El CSKA, que nunca antes se había enfrentado a un equipo serbio en Europa, comenzó esta temporada inmerso en la UEFA Champions League, alcanzando la fase de grupos, y quedando fuera de la competición tan sólo por un punto con una victoria in extremis del FC Porto ante el Chelsea FC. Sin embargo, el CSKA se ha enganchado con fuerza a esta nueva competición, y no conoce la derrota en los tres partidos disputados hasta la fecha en la segunda competición continental.

Los anteriores encuentros del Partizán frente a rivales rusos no son un buen precedente para el club balcánico. Después de perder por 3-0 fuera de casa y por 0-2 en su propio terreno de juego, en el que fue el único enfrentamiento de los serbios ante un club soviético (el FC Dynamo Kyiv en la primera ronda de la Copa de Europa de la temporada 1976/77), el Partizán quedaba emparejado con el FC Spartak Mosvka en la tercera ronda de la UEFA Champions League de la temporada 1999/00.

En la ida celebrada en Moscú, Aleksandr Shirko y Andrei Tikhonov fueron los autores de los goles de la victoria (2-0) del Spartak. En el partido de vuelta en Belgrado, el propio Shirko marcó otros dos goles, con Yegor Titov anotando el tercero para los moscovitas. Mateja Kezman anotaba para el Partizán el gol de la consolación en la derrota (1-3) de su equipo en casa.