Sevilla, ocasión única

Como colofón a su Centenario, el conjunto español buscará su primer título continental frente a los ingleses del Middlesbrough.

Llegó la hora. A partir de las 20.45 HEC, el Sevilla FC disputará en el PSV Stadion de Eindhoven el partido más importante en sus cien años de historia, la final de la Copa de la UEFA ante el Middlesbrough FC.

Grandes trayectorias
De camino a esta gran cita, tanto Sevilla como Middlesbrough han vivido momentos emocionantes. Los hispalenses llegan con un balance de ocho victorias, cuatro empates y dos derrotas en 14 partidos en la competición. Mientras, los ingleses, con el mismo número de encuentros, acumularon ocho triunfos, dos empates y cuatro derrotas. Los mayores momentos de apuros sufridos por el Sevilla en la Copa de la UEFA fueron en las eliminatorias de octavos de final frente al LOSC Lille Métropole, donde tuvo que remontar, y en las semifinales contra el FC Schalke 04. Los españoles tuvieron que acudir a la prórroga ante los teutones para alcanzar Eindhoven. Por su parte, el ‘Boro’, que se enfrentó a rivales teóricamente superiores a los ingleses, realizaron espectaculares remontadas frente al FC Basel 1893 y Steaua Bucuresti FC en cuartos y semifinales, respectivamente.

Kanouté, a punto
Juande Ramos, entrenador nervionense, cuenta con buenas noticias antes de la final. Y es que recupera a uno de sus máximos goleadores, el jugador de Malí Frédéric Kanouté, que lleva cinco goles en la competición. Sin bajas reseñables, el míster podrá contar con su once de gala. Andrés Palop en la portería, Javi Navarro y Daniel Alves en defensa, Enzo Maresca y Jesús Navas en el centro del campo y el propio Kanouté y el argentino Javier Saviola (6 goles), serán claves para el devenir andaluz en la final.

“Está al cincuenta por ciento”
Según los expertos y críticos, el Sevilla se presenta como principal favorito al título, pero para Juande Ramos será igualada y vencerá el que juegue con más tranquilidad. “El partido está al cincuenta por ciento. El que controle la ansiedad ganará el encuentro. Espero que la presión no nos pueda y que mis futbolistas se centren en lo que suceda en el terreno de juego, porque ahí es donde podemos vencer. Mis jugadores están tranquilos, son conscientes de lo que se juegan. Cada equipo tendrá sus opciones”, dijo el técnico manchego.

“Mi partido más importante”
Uno de los jugadores sevillistas que más se siente identificado con el club es el capitán Javi Navarro, que destaca que la final es un premio para todos y una gran satisfacción para él personalmente. “Espero que ganemos la final; sería una gran recompensa para todos los que hemos ayudado al Sevilla a llegar aquí. Además, por todos los problemas que he pasado a lo largo de mi carrera, también sería un premio para mí. Es mi partido más importante. Tenemos que estar muy concentrados los 90 minutos porque los delanteros del Middlesbrough son muy peligrosos”, comentó el defensa central.

Schwarzer, recuperado
El Middlesbrough, que afronta la final sin considerarse favorito, como su propio técnico Steve McClaren ha reconocido, recupera en la portería al internacional australiano Mark Schwarzer, que podría jugar con una máscara en la cara. Los encargados de llevar el peligro serán los experimentados delanteros Jimmy Floyd Hasselbaink y Mark Viduka, sin olvidar al italiano Massimo Maccarone y al inglés Stewart Downing.

“El Sevilla es favorito”
El futuro seleccionador de Inglaterra, McClaren, no duda en afirmar que los de Juande son los principales favoritos para alzarse con el trofeo, pero tampoco da por perdida la final. “El Sevilla es el favorito. Lo ha hecho muy bien en su Liga. No nos importa ir de segundones. De todas formas, con vencer por 1-0 estaría muy contento. Tenemos un equipo muy fuerte y muy grande. Es una gran experiencia jugar este encuentro y espero repetirla. Haremos todo lo posible para ganar”, sentenció.

Nuevo campeón
Tanto el Middlesbrough como el Sevilla inscribirán su nombre con letras de oro en el palmarés de las competiciones europeas en caso de ganar, ya que ambos conjuntos nunca han disputado ninguna final europea. Por ello, puede que los nervios y la experiencia jueguen un papel más importante que la calidad y el juego que tenga cualquiera de estos novatos.