Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

Un gran partido para el fin de una era

Mientras Shakhtar y Bremen se preparan para convertirse en el 38º y último ganador de la Copa de la UEFA, los técnicos de ambos equipos esperan terminar la temporada en lo más alto tras la final de Estambul.

Un gran partido para el fin de una era
Un gran partido para el fin de una era ©UEFA.com

En los aledaños a la entrada del Şükrü Saraçoğlu Stadium en Estambul se encuentran una serie de posters que recuerdan a todos los campeones de la Copa de la UEFA comenzando con el Tottenham Hotspur FC, que logró el primer título en 1974. El FC Shakhtar Donetsk o el Werder Bremen van a ser el ganador número 38º de la competición antes de que ésta pase a denominarse UEFA Europa League. Los entrenadores de ambos conjuntos finalistas, con fin de esta era, esperan cerrar el telón con un gran partido.

"Desafío"
"Estoy seguro de que va a ser un partido muy excitante entre dos equipos con estilos diferentes", dijo el entrenador del Shakhtar Mircea Lucescu. "El Bremen siempre juega al ataque, además de que son un conjunto muy físico. Nuestro estilo está basado en la nuestra habilidad, lo que cual usaremos para tratar de tener el control del encuentro", añadió. El homólogo de Lucescu en el Werder Bremen, Thomas Schaff, llamó a que el choque sea un espectáculo. "Vamos a ser enérgicos. Será un encuentro caliente, pero las finales nunca son fáciles y estamos felices de afrontar este desafío", comentó.

"Un sueño"
Lo finalistas han estado haciendo precisamente eso a lo largo de la temporada. Ambos equipos debieron entregarse al máximo ante sus grandes rivales nacionales, FC Dynamo Kyiv y Hamburger SV, respectivamente, en las semifinales, y tras llegar hasta este punto Lucescu disfruta del momento. "Estoy muy contento por regresar a Estambul. Amo esta ciudad. Disputar la final de la Copa de la UEFA es el sueño de todo jugador, y estoy feliz de haber cumplido el mío", dijo el técnico rumano, quien obtuvo el título turco tanto con el Galatasaray AŞ como con el Beşiktaş JK.

En forma
Por supuesto que el triunfo se mantiene como el principal objetivo, un hábito al que el Shakhtar se ha ido acostumbrando en los últimos años. Llegará a este encuentro tras imponerse en 23 de sus último 27 partidos en todas las competiciones, y diez de los últimos once. Por el contrario, el Bremen no ha conseguido encontrar la regularidad necesaria, y la derrota en casa del pasado sábado por 1-3 ante el colista de la Bundesliga, el Karslruher SC, no es un buen augurio en la preparación para el partido más importante de la temporada. Además, el conjunto de Schaaf se ha visto mermado por las lesiones y deberá afrontar la ausencia por sanción de su talismán Diego.

Dilema en la alineación
El delantero Hugo Almeida está sancionado y junto al central Per Mertesacker, que está lesionado, dejan limitadas las opciones de su entrenador. Mesut Özil ocupará la posición de organizador de juego y Alexandros Tziolis ocupará la banda izquierda en el centro del campo alemán. El capitán Frank Baumann probará para ver si puede estar en la gran cita, y los tocados Claudio Pizarro y Markus Rosenberg podrían jugar de titulares. Sebastian Prödl y Naldo ocuparán el centro de la defensa. "No se pueden remplazar a estos jugadores con otros iguales, pero contaremos con casi todo nuestro equipo y tenemos calidad", comentó Schaaf.

Nuevos comienzos
Lucescu podrá alinear a su equipo de gala. Con Jadson de nuevo en forma, el sancionado Tomáš Hübschman será la única baja y todo apunta a que Lewandowski será su sustituto. Para el Shakhtar, el haber alcanzado la final de la Copa de la UEFA representa el comienzo de una era y el final de otra. Es la primera final europea que disputará y también la primera de un equipo ucraniano desde que este país lograra su independencia en 1991. El Bremen, por su parte, está determinado a lograr un segundo trofeo europeo tras la Recopa de la UEFA ganada en 1992. La Copa de la UEFA termina, pero para estos dos equipos todo está comenzando.

Arriba