El Getafe se despide con victoria

Getafe CF - BSC Young Boys 1-0
Un tanto del delantero canterano Adrián Sardinero en la primera mitad decidió un igualado partido en la ciudad del sur de Madrid.

Senad Lulić (BSC Young Boys)
Senad Lulić (BSC Young Boys) ©Getty Images

El Getafe CF se despidió de la fase de grupos de la UEFA Europa League con una victoria por 1-0 ante el BSC Young Boys gracias a un tanto del joven Adrián Sardinero que resolvió un igualado partido en la ciudad del sur de Madrid.

El club español afrontaba el partido con la intención de disfrutar, tal y como dijo el entrenador Miguel González 'Míchel' en la rueda de prensa previa, y lo cierto es que los jugadores del equipo azulón comenzaron con ganas y tocando bien el balón. Pese a esto, la primera ocasión del partido fue para el Young Boys, cuando un centro al área de David Degen no logró despejarlo ningún jugador del Getafe y el remate de cabeza de Moreno Constanzo lo detuvo bien colocado Óscar Ustari.

Tras este empuje inicial del Getafe, el equipo visitante comenzó a presionar más y a crear problemas al equipo de Míchel a la hora de sacar el balón. El Getafe se veía obligado a defender a buscar contragolpes, y en uno de ellos bien llevado por Pedro Mosquera encontró la recompensa cuando Juan Albín recibió en la frontal del área y asistió al canterano Adrián Sardinero, que recortó a un defensa y superó al portero con un tiro cruzado que abría el marcador en el minuto15.

La fórmula pareció dar resultado y el Getafe probó de nuevo más tarde una rápida contra cuando Javier Casquero robó el balón en la frontal de su área y lo llevó hasta casi el área contraria. Allí Mosquera, escorado en la esquina del área conectó un remate raso con efecto que se marchó rozando el poste del Young Boys después de que el portero Marco Wölfli tocara ligeramente. Poco después, una magnífica jugada individual de Adrián Colunga desde su propio campo en la que se marchó de varios jugadores visitantes culminó con un tiro muy forzado del propio delantero que se fue a córner.

El Young Boys basaba su juego ofensivo en balones colgados al área, pero los centrales Cata Díaz e İbrahim Kaş se mantuvieron muy seguros por alto toda la primera mitad. El defensa argentino recibió un golpe y tuvo que ser sustituido por el canterano Alex Pérez, que también estuvo a un gran nivel.

La segunda parte comenzó con el Young Boys muy metido en el partido, y en el 47' llegó la mejor ocasión hasta el momento del equipo suizo tras el saque de un córner. El balón le cayó a Xavier Hochstrasser, que remató de volea y Ustari detuvo el balón con una doble parada que parecía imposible.

Con el paso de los minutos, el ambiente gélido que había en Getafe se fue trasladando al terreno de juego, y sólo algunos ataques de los visitantes daban algo de intensidad al partido. En uno de ellos, tras el remate de cabeza de Alain Nef en un nuevo saque de esquina, el balón se paseó por la línea de gol sin que Emmanuel Mayuka consiguiera empujarlo a gol. Los suizos veían cada vez más cerca el gol, y el recién incorporado Christian Schneuwly lo tuvo en sus pies en una contra perfecta cuando se quedó sólo frente al portero local. Sin embargo Ustari respondió con una nueva soberbia parada, al igual que en el 86' tras un tiro de Marco Schneuwly, que ya parecía gol.

Estas ocasiones del Young Boys hicieron reaccionar a los locales para salvar la victoria, y Albín estuvo cerca de anotar la sentencia en el 32' en una jugada personal que terminó con una parada de Wölfli. Otro de los canteranos del Getafe, Adrián Cañas, también quiso dejar su huella con una gran jugada personal finalizada con otro tiro peligroso de Albín que de nuevo despejó el portero. El uruguayo fue el mejor pilar ofensivo de su equipo, aunque cerca del final falló el 2-0 en un uno contra uno al querer ser generoso con su compañero Sardinero.

El Getafe se despide de esta forma con una sonrisa de la competición europea, mientras que el Young Boys conocerá este viernes a su rival en la ronda de dieciseisavos de final tras el sorteo que tendrá lugar a las 13:00 HEC en Nyon, Suiza.