Todo se decidirá en Manchester

Aris Thessaloniki FC - Manchester City FC 0-0
Los griegos mantuvieron la imbatibilidad de su estadio pero se jugaran el pase a cuartos en tierras inglesas.

Yaya Touré y Carlos Tévez (Manchester City FC)
Yaya Touré y Carlos Tévez (Manchester City FC) ©Getty Images

El Aris Thessaloniki FC y el Manchester City FC han igualado a cero en el choque de ida de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League disputado en tierras helenas. En un encuentro apático y sin demasiadas ocasiones el conjunto local logró ampliar su racha de imbatibilidad en su estadio hasta los 25 partidos y ahora deberá dar la sorpresa la próxima semana en Manchester para estar en los cuartos de final de la competición.

El Aris saltó al Estadio Kleanthis Vikelidis buscando aprovechar el gran ambiente creado por las más de 20.000 personas presentes en el campo, y en menos de un minuto ya había enviado el primer centro al área defendida por Joe Hart. Sin embargo, la presión inicial del equipo de casa se fue diluyendo tras los primeros instantes y el City logró asentarse en el terreno de juego y dominar la posesión del balón. En el minuto 9 de produjo el primer disparo a puerta en los pies del David Silva, aunque el mediapunta canario se encontró con una buena respuesta de Michalis Sifakis. Comenzaba a crecer la participación del capitán del equipo inglés, Carlos Tévez, que lo intentó con un remate desviado en el 14'.

El City ya era el claro dominador del juego y el Aris no tenía problemas en defender con los 11 jugadores en su campo. El conjunto griego cedía la posesión y el espacio e intentaba sorprender a la contra con velocidad. Sobre la media hora de juego apareció la figura de Edin Džeko, aunque su remate con la puntera acabó en las manos del portero griego. Se mostraba activo el ex jugador del VfL Wolfsburg, aunque poco acertado al igual que el resto de sus compañeros. Por su parte, el Aris iba llevando el encuentro poco a poco a su terreno, durmiendo el ritmo y proponiendo un partido de fricción constante, y así fue igualando el desarrollo del juego. Lo intentaron los hombres de Ioannis Michalitsos con alguna jugada a balón parado, y en el minuto 40 Neto estuvo cerca de inaugurar el marcador con un lanzamiento de falta que se marchó apenas desviado.

La primera parte no había ofrecido lo esperado y este detalle se notaba en la mayor pasividad de los aficionados presentes en el campo en el comienzo de la segunda mitad. Las imprecisiones continuaban marcando el desarrollo del encuentro y ninguno de los equipos era capaz de llevar peligro a la portería rival, aunque el Aris jugaba con una mayor tranquilidad confiando en aprovechar alguna jugada aislada. El colombiano Juan Carlos Toja puso a prueba a Hart en dos ocasiones consecutivas antes del minuto 60, aunque el internacional inglés respondió con seguridad, mientras que en el 63' Džeko remataba de cabeza un gran centro de Aleksandar Kolarov obligando a una brillante intervención de Sifakis en el otro extremo del campo.

El encuentro parecía entrar en su mejor momento, y Hart tuvo que emplearse a fondo ante un gran remate de Neto desde fuera del área en el minuto 66, mientras que la defensa inglesa despejaba 'in extremis' una gran jugada del conjunto griego que finalizaba con un remate de Michel desde una buena posición. Džeko volvía a encontrar espacios en la defensa helena poco después, aunque su remate desde la frontal no encontraba portería ante la sorpresa de Sifakis.

El intercambio de golpes parecía beneficiar al Manchester City, dada su mayor pegada y calidad en los metros finales, y Roberto Mancini dio entrada a su compatriota Mario Balotelli a un cuarto de hora para el final en su intento por desnivelar el partido. Sin embargo, ambos equipos parecieron conformarse con el empate y, más allá de algún centro en los minutos finales, no se produjeron acciones de mayor peligro hasta el pitido final, por lo que todo se decidirá la próxima semana en el City of Manchester Stadium.