UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Garrido lamenta la oportunidad perdida

El técnico del Villarreal destacó el valor del triunfo de este jueves a pesar de la eliminación de su equipo, aunque tampoco pudo olvidarse de los 20 minutos fatales que costaron la eliminatoria a su equipo en Portugal.

Garrido lamenta la oportunidad perdida
Garrido lamenta la oportunidad perdida ©UEFA.com

El Villarreal CF se ha despedido este jueves de la UEFA Europa League al caer por un resultado global de 7-4 en su eliminatoria de semifinales ante el FC Porto, aunque al menos finalizó su participación en la segunda competición continental con un victoria por 3-2 en El Madrigal. Juan Carlos Garrido, entrenador del submarino amarillo, lamentó los 20 minutos de fatalidad de su equipo en el partido de ida en Portugal, aunque destacó el valor del triunfo y el gran apoyo de la afición este jueves. Por su parte, su homólogo en el banquillo visitante, André Villas-Boas, afirmó que el mejor equipo había logrado la clasificación para la final de Dublín.

Garrido dio importancia al triunfo de este jueves a pesar de que no fue suficiente para remontar la eliminatoria, aunque sus jugadores nunca bajaron los brazos. "Realmente estamos muy contentos y satisfechos por el partido que hemos hecho. Creo que hemos jugado muy bien al fútbol, que en todo momento hemos creído con mucha fe y convicción que podíamos ganar, y que hasta el final lo hemos peleado. Incluso cuando ya no veíamos opciones de superar la eliminatoria hemos peleado por ganar el partido, y creo que hemos ganado haciendo un gran partido y mereciendo quizás más goles de ventaja y más opciones de superar la eliminatoria, pero nos vamos satisfechos”, explicó el entrenador valenciano a UEFA.com.

Sin embargo, Garrido demostró tener bien claro dónde estuvo la clave de la eliminación de su equipo: "Tuvimos 20 minutos muy malos en Oporto y cometimos varios errores que nos costaron goles y ahí perdimos muchas opciones de pasar la eliminatoria", aseguró antes volver a centrarse en los aspectos positivos del último partido, y entre ellos no podía dejar de mencionar a una animosa afición que no abandonó a su equipo en todo el encuentro. "Hoy es un día muy importante. Es el día en que la afición más se ha identificado con el equipo. Para nosotros es un día histórico porque se ha conseguido una comunión muy importante entre la afición y el equipo, y creo que los aficionados hoy se han dado cuenta de lo importantes que son para este grupo", concluyó Garrido.

Por su parte, Villas-Boas valoró la valentía de su equipo para jugar de igual a igual ante cualquier adversario y en cualquier estadio. "Hemos intentado demostrar nuestra identidad en estos dos encuentros, al igual que en cada partido que hemos disputado esta campaña. Hemos sido competentes a lo largo de la eliminatoria para conseguir un gran resultado global de 7-4. Los dos partidos fueron espectaculares porque incluyeron muchos goles para ambos equipos. En este tipo de situaciones el mejor equipo se impone y hoy, felizmente, hemos sido nosotros", afirmó.

"Nuestra reacción cuando encajamos el primer tanto fue el momento decisivo del partido. Los jugadores tuvieron la habilidad para superar la situación cuando se encontraban con un gol de desventaja, y creo que muchos pensaban que podíamos bajar nuestro rendimiento. Estar por debajo tan pronto y reaccionar como lo hicimos demuestra la mentalidad de estos jugadores. Estoy acostumbrado a trabajar con los mejores. No solo con los mejores jugadores, también con el mejor cuerpo técnico y la mejor organización. El Oporto tiene un gran peso en el fútbol portugués pero también tiene un gran nombre en el plano internacional, y alcanzar una final europea después de siete años es algo fantástico para este club”, finalizó el técnico de 33 años.